Cáncer de PRÓSTATA, Síntomas, Causas y Tratamientos


¿Tienes dificultad para orinar o necesidad de hacerlo con mayor frecuencia? ¿Sabías que 2 de cada 3 casos de cáncer de próstata se detectan en hombres mayores de 65 años? ¿Quieres saber cuáles son los síntomas de esta enfermedad exclusiva en los hombres? ¿Sabías que en España el cáncer de próstata ocupa el tercer lugar como causa de muerte? ¡Estás en el sitio correcto! Si bien el cáncer no te avisa, la detección temprana es fundamental para asegurar una total cura y recuperación. Es cierto de la poca información o difusión sobre la salud de los hombres y es por ello que el poco conocimiento hace que el cáncer de próstata crezca de manera silenciosa y pude pasar mucho tiempo sin que nos demos cuenta o sin sentir síntomas. Entonces, te animamos a leer esta guía sobre esta enfermedad, que te va a ayudar a actuar con mayor rapidez.

cancer de prostata causas tipos sintomas etapas tratamientos

Si la prevención es la mejor medicina, ¿por qué ese miedo a la visita a un urólogo? No hay que esperar llegar a los 65 años para saber si tienes una enfermedad prostática o cáncer. A partir de los 45 años, según los expertos, es una cuestión de salud acudir a este especialista. El cáncer de próstata no es mortal si se diagnostica a tiempo. Desconocimiento, aprensión y hasta vergüenza, son las respuestas de algunos chicos por el tabú a la prueba del tacto rectal. Pero no es la única. Por ello, nuestro objetivo, con esta guía, es ofrecer un recurso útil para hacer frente al cáncer de próstata, las diferentes pruebas y tratamientos que pueden realizarse.

Qué es el cáncer de próstata

La próstata es una glándula (conjunto de células cuya finalidad es producir y liberar sustancias químicas utilizadas por el organismo, como el semen) que existe únicamente en el hombre. Es un órgano interno que se encuentra en la pelvis, situado detrás del pubis, delante del recto y debajo de la vejiga. Envuelve y rodea la primera porción de la uretra, atravesando ésta en toda su longitud. Estas características anatómicas hacen que todos aquellos cambios y procesos patológicos, tanto benignos como malignos, que se produzcan en esta glándula van a provocar alteraciones a la forma de evacuar la orina. Por ello, que solo tengas problemas al orinar puede no significar que tengas cáncer, porque puedes padecer otras enfermedades o inflamaciones, como prostatitis o agrandamiento de la próstata.

El cáncer se origina cuando las células del cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada. Por tanto, el cáncer de próstata se origina cuando las células de la próstata comienzan a crecer fuera de control. El tamaño de la próstata puede cambiar a medida que el hombre envejece. En los hombres más jóvenes, la próstata es del tamaño aproximado de una nuez. Sin embargo, puede ser mucho más grande en hombres de más edad.

Por lo general, el cáncer de próstata crece lentamente y se limita inicialmente a la glándula prostática, donde puede no causar daños graves. Sin embargo, mientras que algunos tipos de cáncer de próstata crecen lentamente y pueden necesitar tratamiento mínimo o incluso ningún tratamiento, otros tipos son agresivos y se pueden diseminar rápidamente. Si se detecta temprano (cuando todavía está confinado a la glándula prostática) tiene una mejor oportunidad de tratamiento exitoso. Sin embargo, preocupa saber que en España aproximadamente un 47% de los hombres jamás se ha realizado un chequeo urológico, pese a que un 72% sabe que el cáncer de próstata es el segundo tumor que más muertes causa entre los varones en el mundo, después del de pulmón.

Que tengas problemas al orinar no confirma que tengas cáncer, porque puedes padecer otras enfermedades o inflamaciones, como prostatitis o agrandamiento de la próstata. Hay más factores de riesgo que debes conocer y comunicarlo a tu médico.

Síntomas del cáncer de próstata

El cáncer de próstata, como una gran parte de los tumores malignos, no nos va a alertar en las fases iniciales de la enfermedad. En parte porque el porcentaje más importante de los mismos (70%) se desarrolla en la zona periférica que está lejos de la uretra, con lo que no alterará (por el momento) la micción y porque evolucionan lentamente. Es por ello de la importancia del diagnóstico precoz. Sin embargo, si los síntomas que enumeraremos a continuación lo padeces, es urgente que saques cita a un médico.

cancer de prostata causas tipos sintomas etapas tratamientos

  • Problemas para orinar: Es la primera alerta roja más frecuente entre los hombres, que pueden tener complicaciones con un flujo urinario lento o debilitado; también necesidad de orinar con más frecuencia, especialmente de noche; o incluso pérdida involuntaria de la orina.

  • Presencia de sangre en el semen: Puede ser alarmante cuando el sangrado dura más de 1 mes (a menos que se haya practicado recientemente una biopsia de próstata), o sienta una masa que se puede palpar en el escroto.

  • Molestia en la zona pélvica: Entre los síntomas más frecuentes que describen los pacientes con dolor pélvico crónico se encuentran el ardor y dolor en el periné y el ano, dolor en los testículos y el pene mientras estás sentado, dolor abdominal o en la zona del pubis.

  • Dolor en los huesos: Molestias incontrolables en las caderas, la espalda (columna vertebral), el tórax (costillas) u otras áreas debido a que el cáncer se esté propagando a los huesos.

  • Disfunción eréctil: Es la incapacidad de conseguir o mantener una erección para mantener una relación sexual satisfactoria, pero existen otras como la dificultad para eyacular, la eyaculación retrógrada (eyacular “hacia dentro”) o incontinencia urinaria durante la relación sexual. La próstata es la encargada de la producción de semen.

Causas del cáncer de próstata que sufren los hombres

La causa o causas exactas que producen el cáncer de próstata siguen siendo desconocidas. Lo único confirmado, hasta el día de hoy, es que este tipo de cáncer en los hombres se da por los cambios en el ADN. Cuando hablamos de los genes siempre es para recordar el parecido a nuestros padres; sin embargo, científicamente, nuestros genes cumplen otras funciones, como la de controlar el crecimiento de nuestras células, cuando se dividen para formar nuevas células y cuando mueren. El cáncer puede ser causado por mutaciones en el ADN u otros tipos de cambios. Estos tipos de cambios genéticos pueden propiciar que las células crezcan fuera de control. Por tanto, los cambios en el ADN pueden ser heredados de uno de los padres o pueden ser adquiridos durante la vida de una persona.

No obstante, parece haber evidencias que sugieren la existencia de determinados factores de riesgo genéticos y ambientales que desempeñarían un papel importante en el incremento del cáncer de próstata:

  • Edad: A mayor edad más posibilidades de tener un tumor de próstata. Un 75% de los casos se presenta en pacientes mayores de 65 años, mientras que, aproximadamente, el 0,6% aparece en pacientes menores de 45 años.

  • Raza/grupo étnico: Se desconoce las razones, pero las cifras confirman que el cáncer de próstata ocurre con más frecuencia en los hombres de raza negra y en hombres del Caribe con ascendencia africana que en los hombres de otras razas. Tienen más probabilidades de desarrollar el tumor a una edad más temprana.

  • Antecedentes familiares: Esto implica a los genes, cambios y mutaciones que pueden ocurrir en nuestro ADN. Por ello, muchas veces el cáncer se debe a un factor hereditario o genético. Si el padre o el hermano de un hombre padecen cáncer de próstata, se duplica el riesgo de que este hombre padezca la enfermedad.

  • Síndrome metabólico: De momento no se ha demostrado una asociación del síndrome metabólico (sobrepeso, la obesidad y la falta de actividad física) y el tumor de próstata, aunque en pacientes obesos los tumores se suelen diagnosticar en fases más avanzadas.

Cómo detectar y diagnosticar el cáncer de próstata

Cada 4 de febrero celebramos el Día Mundial contra el Cáncer, y con esta guía queremos recordarte la importancia de tu salud, siendo la prevención la mejor medicina: ¡Acude a un urólogo! Por ello, en este apartado vamos a desarrollar las pruebas de detección de esta enfermedad antes que se presente algún síntoma. Para algunos tipos de cáncer estos exámenes pueden ayudar a encontrar el tumor en una etapa inicial, cuando probablemente sean más fáciles de tratar. Tienes que tomar en cuenta que los resultados pueden sufrir alteraciones por varios factores que te explicamos a continuación:

Prueba de sangre del antígeno prostático específico (PSA)

El antígeno prostático específico (PSA) es una proteína producida por las células en la glándula prostática que, si bien se encuentra principalmente en el semen, también se puede medir en pequeñas cantidades en la sangre. Muchos médicos usan un valor límite de PSA de 4 ng/mL o superior al decidir si un hombre pudiera necesitar más pruebas, mientras que otros podrían recomendarlo comenzando en un nivel inferior, como 2.5 o 3. Pero si los resultados son mayores de 10, la probabilidad de tener cáncer de próstata es de más de 50%.

Sin embargo, los niveles de PSA en cada hombre puede variar debido a su edad, a que tenga una próstata agrandada, que maneje regularmente bicicleta, que esté tomando ciertos medicamentos o que el día de la prueba haya eyaculado (por eso se recomienda no tener sexo 2 días antes de la prueba). En estos casos los resultados pueden ser ‘falsos’, por eso, es muy importante hablar con el médico (urólogo) previamente.

Examen tacto rectal

Llegamos a la parte ‘tabú’ para muchos hombres, y es una de las razones por las que no visitan a un médico. Esta prueba consiste en que un médico o enfermera(o) introduce un dedo cubierto con un guante lubricado en el recto a fin de palpar cualquier abultamiento en la próstata que podría ser cáncer. Este examen puede ser incómodo para los hombres que tienen hemorroides, pero generalmente no es doloroso y toma poco tiempo realizarlo.

El tacto rectal ayudar a detectar tumores cancerosos en hombres con niveles normales de PSA. Por esta razón, puede ser incluido como parte de las pruebas de detección precoz del cáncer de próstata. Lo ideal es que estos exámenes se hagan a la par.

Biopsia de la próstata

Si los niveles de PSA son altos, el médico te aconsejará hacerte una biopsia de próstata. Es la mejor opción. Es un procedimiento para extraer pequeñas muestras de la próstata y luego examinarlas para saber con seguridad si un hombre tiene cáncer de próstata. Asimismo, ayuda a indicar en qué estado de cáncer se encuentra la persona. La biopsia dura aproximadamente 10 minutos y por lo general se adormece la zona antes de la punción.

Los niveles de PSA en cada hombre puede variar debido a su edad, a que tenga una próstata agrandada, que maneje regularmente bicicleta, que esté tomando ciertos medicamentos o que el día de la prueba haya eyaculado (por eso se recomienda no tener sexo 2 días antes de la prueba).

Fases del cáncer de próstata

Si los resultados son positivos, el médico inmediatamente empezará a evaluar el grado que tiene este cáncer de próstata, la etapa, el tratamiento y las estadísticas de supervivencia. La clasificación de la próstata puede describirse usando T (tamaño del tumor), N (extensión de diseminación a los ganglios linfáticos) y M (extensión de diseminación a otras partes del cuerpo).

  • Etapa o estadio I: Es la fase donde el cáncer no ha mostrado ningún síntoma o molestia, pero que lo has detectado de manera correcta o por otras razones como una cirugía. Aquí el cáncer se encuentra solamente en la próstata. Las células cancerosas se pueden encontrar en una o varias áreas de la próstata.

  • Etapa o estadio II: El tumor puede detectarse por medio de una biopsia por aguja que se realice debido a que un análisis sanguíneo mostró en sus resultados niveles elevados. El tumor se puede palpar y está en más de una mitad de un lado de la próstata, pero las células cancerosas se encuentren en la glándula prostática únicamente. No se propagó a otras partes del cuerpo.

  • Etapa y estadio III: Las células cancerosas se han diseminado fuera del recubrimiento de la próstata a los tejidos que la rodean. Las glándulas que producen semen (las vesículas seminales) pueden tener cáncer. El cáncer se ha propagado al esfínter uretral (el músculo que ayuda a controlar la micción), al recto, vejiga y/o a la pared de la pelvis.

  • Etapa y estadio IV: Las células cancerosas han hecho metástasis y están viajando a los ganglios linfáticos o a los órganos y tejidos situados lejos de la próstata tales como los huesos, el hígado o los pulmones.

cancer de prostata causas tipos sintomas etapas tratamientos

Qué tratamiento es adecuado para el cáncer de próstata

El tipo de tratamiento para el cáncer de próstata va a depender de la etapa o estadio en que se encuentra esta enfermedad. Sea cual sea el camino, el apoyo emocional y psicológico será clave en esta fase. Aquí entra a jugar el papel del oncólogo, quien solicitará más pruebas si el cáncer viene produciendo problemas en el paciente. Otros factores para las recomendaciones de tratamiento será conocer los efectos secundarios posibles, así como las preferencias del paciente y su estado de salud general.

Vigilancia y observación activa

Esto va para los hombres con cáncer de grado bajo y riesgo bajo, o el tumor está confinado en una pequeña zona de la próstata. Aceptar este tratamiento no es fácil, porque sabes que tienes la enfermedad, pero el médico no te recomienda la cirugía ni quimioterapia, sino esperar silenciosamente. Esto se debe a que muchas veces un tratamiento puede provocar más problemas que la enfermedad en sí misma o efectos secundarios (disfunción eréctil, mantener una erección e incontinencia). Por eso, se recomienda retrasar cualquier procedimiento, pero hacerse chequeos constantes entre 3 a 6 meses (análisis de sangre, exámenes de tacto rectal y posiblemente biopsias).

Cirugía

La prostatectomía es una operación donde los médicos extirpan la próstata y el tejido que la rodea. Se usa para tratar de eliminar un tumor antes de que se disemine fuera de la próstata. Previamente a la cirugía debes preguntar o recibir toda la información sobre la técnica quirúrgica mediante la cual vas a ser intervenido, como  qué riesgos, complicaciones y secuelas conlleva el tipo de intervención. Están en juego tanto tu intimidad sexual como tu imagen corporal, con todo lo que ello supone en sus relaciones de pareja o en su vida laboral, social y familiar; además, de problemas urinarios. Hay tres técnicas que explicamos a continuación:

  • Prostatectomía radical retropúbica: se llega a la próstata a través del abdomen, realizando una incisión desde el ombligo hasta el pubis. Tras la intervención quedará una cicatriz en dicha zona.

  • Prostatectomía radical perineal: en este caso la extirpación de la próstata se hace mediante una incisión practicada en el periné (área existente entre el ano y la bolsa escrotal que alberga los testículos). Esta técnica se emplea con muy poca frecuencia.

  • Prostatectomía radical laparoscópica: consiste en practicar varias punciones en la cavidad abdominal que permiten colocar unos tubos (tócares) a través de los cuales el cirujano opera mirando las imágenes recogidas por una cámara en un monitor de televisión. Esta técnica permite extraer la próstata y vesículas seminales sin dejar herida quirúrgica. En los últimos años, se han incorporado técnicas robóticas para llevar a cabo este tipo de cirugía.

Radioterapia

En los últimos años, las diferentes modalidades de radioterapia han sufrido una importante evolución tanto con fines de curación como con otros objetivos. Es el uso de rayos de alta potencia para destruir células cancerosas. Generalmente, está indicado en pacientes con tumores localizados en la próstata o que hayan sobrepasado la cápsula de la misma. Cuando el tumor está localmente avanzado (tumores que infiltran el recto o la vejiga) se consigue el control tumoral y la mejoría de la calidad de vida.

Terapias hormonales

Con antiandrógenos de nueva generación se retarda el crecimiento del cáncer al conseguir que disminuyan los niveles de andrógenos (hormonas sexuales masculinas) o que estos lleguen hasta la próstata.

Radiofármacos y/o quimioterapia

También llamado medicamentos radiactivos, que emiten directamente partículas de radiación a las células tumorales del cáncer de próstata diseminadas, por ejemplo, en los huesos, se destruyen los depósitos de células cancerosas, aunque sean depósitos diminutos. Son suministrados al paciente en varias formas diferentes: por la boca (oralmente), por medio de inyección o aplicado en cierta parte del cuerpo.

Crioterapia

Se coloca una sonda especial dentro o cerca del tumor en la próstata para congelar y destruir las células cancerosas. Se emplea si el cáncer regresó después de la radioterapia. Puede ser una opción para tratar a hombres con cáncer de próstata en etapas tempranas de bajo riesgo que no pueden recibir cirugía o radioterapia. Si bien no es una cirugía, al paciente se le aplica anestesia espinal o epidural porque el procedimiento es como una ecografía y los gases son administrados por unas agujas congeladas.

Vacuna contra el cáncer

Esta vacuna no es para prevenir el cáncer de próstata, sino que se usa para reforzar el sistema inmunitario del paciente, y así ayudarlo a atacar a las células cancerosas de la próstata. La vacuna es efectiva para tratar el cáncer de próstata avanzado que ya no responde a la terapia hormonal. Su elaboración es para cada hombre porque se le extrae glóbulos blancos.

Consejos para prevenir el cáncer de próstata

Las causas directas del cáncer de próstata, actualmente, siguen sin conocerse. Solo tenemos información que se produce por las mutaciones de nuestro ADN. Sin embargo, múltiples estudios han revelado algunas acciones que pueden ayudar a que esta enfermedad no se presente en los hombres de manera significativa.

  • Evita los hábitos de consumo poco saludables: Tanto el cigarrillo como el alcohol son sustancias identificadas como una de las principales causas de cáncer en el mundo. El cáncer al pulmón es el que ocupa el primer lugar como causa de muerte entre los hombres. Dichas nocivas toxinas también pasan a representar un grave peligro para la salud prostática.

  • Cuida tu alimentación: Investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas (EEUU) aseguran que la dieta mediterránea puede frenar el cáncer en pacientes en vigilancia activa. Tiene 10% menos de riesgo de progresión de la enfermedad. Esta dieta se basa en frutas, vegetales, carnes blancas, pescado, alimentos integrales, etc...

  • Aumenta tus actividades sexuales: Estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud han demostrado que una frecuente y saludable actividad sexual en el aparato reproductor masculino puede llegar a reducir al menos en 47% la probabilidad de contraer cáncer de próstata.  

  • Haz ejercicio: Una de las complicaciones cuando te detectan el cáncer de próstata es el sobrepeso. Por eso, tener una vida saludable es muy beneficioso. No solo porque reduce el almacenamiento de toxinas dentro de nuestro organismo, sino que te ayuda emocionalmente a estar más activo y siempre positivo. Un punto a resaltar para enfrentar la enfermedad.

  • Tomar café: Recientes estudios realizados en Reino Unido, Suecia, Japón y Estados Unidos señalan que el consumo de café está asociado con un menor riesgo de cáncer de próstata localizado y avanzado. El café se prepara con granos que contienen antioxidantes, los cuales se cree que tienen un efecto de protección contra el cáncer. Ojo, hablamos de café, sin crema, grasas ni azúcar.

Conclusión: Acude al urólogo y no dejes que el cáncer de próstata avance

El 4 de febrero es el Día Mundial Contra el Cáncer, fecha en que tú, yo, nuestro padre, amigo o hermano debemos tomar conciencia de nuestra salud. El cáncer de próstata está al mismo nivel que el cáncer de mama a nivel de mortalidad. Su avance silencioso y sin síntomas lo convierte más peligroso. Por eso, es importante llegar a tiempo y empezar un tratamiento no invasivo. Aunque esta enfermedad tenga cura, el cáncer de próstata todavía lleva a la tumba a miles de hombres en todo el mundo.

Este es un problema de salud que afecta a los hombres y no hay por qué avergonzarse de ello. Muchas veces se asocia el diagnóstico como algo que ataca a nuestra virilidad y nuestro sentir como hombre. Debemos dejar atrás esos conceptos o tabúes, porque el cáncer de próstata, como el cáncer de mamá en las mujeres, es un problema de salud que todo hombre tiene que ocuparse. En especial, si familiares han padecido de la enfermedad. Realizarse las pruebas sanguíneas y la del tacto rectal en conjunto son claves para detectar cualquier tumor.

No vamos a dejar de lado de hablar del tema psicológico, puesto que este cáncer, como cualquier enfermedad afecta a nuestras emociones. Si es necesario recurrir a un especialista, hazlo, solo o con tu pareja. Terapias y hablar con esa tercera persona nos ayuda a fortalecernos mentalmente para batallar con la enfermedad. No dejes para mañana lo que te puede ayudar hoy. Si estás cerca de los 50 años, ve a un urólogo y empieza a cuidarte.

¿Qué te ha parecido nuestra guía sobre el cáncer de próstata? ¿Sabías de la amplia variedad de tratamientos para este cáncer en hombres? ¿Crees que nos hemos dejado alguno? ¿Tienes alguna experiencia que contar? ¿Te has quedado con alguna duda o pregunta? Entonces te pedimos que dejes un comentario. Da igual que sea un simple gracias, nos alegraremos mucho de leerlo y responderlo.

 
 

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 250

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

 
 

Guía Sexual para Hombre

¿Tienes ganas de elevar de nivel tus relaciones sexuales y los encuentros íntimos? Ahora lo que se busca son encuentros sexuales de calidad y, a ser posible, duraderos. No se trata de batir un récord, sino de que todo el mundo disfrute al máximo antes, durante y después de la relación sexual. En esta guía para hombre te ayudamos a mejorar tu vida sexual.

Ir a la guía

¿Te ha gustado el contenido? Comparte

Autor: MensandBeauty

Somos un equipo de personas interesadas en el mundo de la belleza, la moda, el lifestyle, las relaciones y la pareja, el fitness, la tecnología y la gastronomía para el hombre. Desde nuestro conocimiento y experiencia queremos traerte consejos, trucos y guías, además de los mejores productos y servicios de belleza y cuidado personal para hombre, para que tu mismo puedas aplicarlos tanto en tu vida personal como profesional y que estés mejor por dentro y por fuera.

Comentarios (8)


    1. Autor
    2. Autor
  1. Hola!, os escribe un afectado con 53 años.
    Habéis hecho un trabajo excelente que ya me hubiera gustado haber leído hace 3 años. Pensamos que no nos va tocar nunca y no vamos al urólogo aunque notemos alteraciones, pero de repente un día… ¡Zas! Mi consejo es que si notan algo, lo que sea, que al menos lo comenten, que no pasa nada.
    Y lo que más echo de menos ahora, es no tener con quien hablar de mis secuelas, porque es tema tabú. Vas con el miedo de que descubran que usas protección (odio decir pañal) o de que se enteren de que ya no se te levanta.
    En fin, al menos seguimos vivos.
    De nuevo, gracias y buen trabajo.

    1. Autor

      Hola Jesús 😊,
      Gracias por tu comentario. Desgraciadamente, la salud del hombre sigue siendo un tabú. Por eso, muchos le temen a las pruebas. Eres un valiente, luchador y ejemplo para todos. Ya sabes que aquí estamos para leerte. Un abrazo.

    2. Autor

      Hola Jesús 😊

      Gracias por tu comentario. Nos alegra que nos expreses tu historia. El cáncer de próstata es más común de lo que pensamos y es importante mantener las medidas necesarias.

      ¡El cáncer lo paramos todos!

  2. Hola,
    Muchas gracias por compartir este artículo, es de gran importancia para la salud de los hombres; me gusto mucho toda la información suministrada.

    1. Autor