37 Tratamientos de Estética para Hombre Populares [+TIPS]


febrero, 2022  ●  Belleza  ●  0 comentarios

¿Estás buscando el mejor tratamiento estético para hombre? ¿Conoces el verdadero significado de la medicina estética y para qué se utiliza? ¡Estás en el sitio correcto! La medicina estética se está convirtiendo en un factor fundamental en la vida de muchas personas, pues cada vez son más los hombres se suman a la causa y buscan cuidar su imagen, además de conseguir un aspecto más saludable y totalmente rejuvenecido. Por esta misma razón, a continuación, te explicaremos todo lo que debes saber sobre la medicina estética y cuáles son los tratamientos estéticos más demandados por los hombres de todo el mundo.

tratamientos estetica hombre facial corporal belleza

Con el paso de los años, el cuidado de la belleza y el bienestar ya no solo se ve reflejado en las mujeres, sino también en los hombres que buscan mejorar su aspecto. Bien es cierto que la piel masculina es mucho más gruesa que la femenina, pero no por eso requiere de menos cuidados, ya que la piel de los hombres está mucho más expuesta a factores externos como, por ejemplo, al rasurado diario que actúa de forma agresiva. Pero también existen otros puntos de la medicina estética que pasan más desapercibidos, y a los que debe prestarse más atención. Por ello, es fundamental que conozcas qué tipo de tratamiento necesitas antes de lanzarte a probar uno cualquiera.

Índice de contenidos

Qué es la medicina estética para hombre y qué trata

La medicina estética consiste en la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la salud y el bienestar, mediante el uso de técnicas no invasivas o mínimamente invasivas que se realizan en un régimen ambulatorio, por lo que no se requiere el ingreso del paciente pero se lleva cabo con anestesia tópica o local. Aunque en ocasiones, la medicina estética juega un papel más preventivo, puesto que mejora el aspecto estético del paciente que va asociado directamente con una mejora en su calidad de vida. Sin embargo, no debe confundirse con la cirugía plástica o estética, pues esta se encarga de restablecer la integridad anatómica o funcional del cuerpo del paciente, que se ha visto alterado por defectos físicos, congénitos o adquiridos. De ahí que sean polos opuestos, aunque en ocasiones se haga uso de la cirugía.

Esta clase de prácticas solamente pueden llevarse a cabo por profesionales licenciados en medicina estética, pues no es algo que deba realizarse con cualquier persona. Además, para comprender qué es la medicina estética, es imprescindible comprendes cuáles son los tratamientos que suele englobar según los campos de aplicación, extendiéndose a la dermatología estética, la fleboestética y patología linfática, la endrocrinología estética, la obstetricia y ginecología estética, la estética genital, la nutrición y, en algunos casos, tratamientos combinados con la cirugía estética. Por eso, para llevar a cabo este amplio y especializado catálogo de tratamientos, se usan una serie de técnicas específicas, algunas de ellas mínimamente invasivas e incluso aplicando métodos de dietoterapia, electroterapia, fisioterapia, fitoterapia o mesoterapia.

Gracias a la medicina estética, muchas personas ganan confianza, autoestima y calidad de vida.

Tipos de tratamientos estéticos para hombre

Antes de conocer cuáles son todos los tratamientos estéticos para hombre, es de vital importancia que tengas en cuenta a qué tipos de tratamientos pertenecen cada uno de los que te vamos a nombrar, pues existen cuatro tipos bien diferenciados y alguno de ellos suele pasar totalmente desapercibido para el público masculino. De ahí que sea necesario que conozcas cada tipo por separado. Por ello, a continuación, te detallamos los diferentes tipos de tratamientos estéticos para hombre que existen en la actualidad.

#1 Tratamientos estéticos faciales

Los tratamientos estéticos faciales se centran, principalmente en mejorar la estética, el rejuvenecimiento y el embellecimiento de la cara, el cuello y el escote, corrigiendo aquellos rasgos que permitan mejorar la belleza facial o aportarle un toque más desenfadado y fresco a la piel. Todo ello se lleva a cabo mediante técnicas no quirúrgicas no invasivas, o mínimamente invasivas, según el tipo de tratamiento que se aplique. Normalmente estos tratamientos son cómodos y de fácil recuperación, y se encargan de mejorar las arrugas, eliminar las manchas faciales, prevenir el envejecimiento, regular el acné, eliminar impurezas y células muertas, y mejorar la calidad cutánea, entre otros puntos relevantes. A su vez, consiste en aplicar técnicas médico-estéticas mediante una alta tecnología para corregir las imperfecciones faciales, con el fin de conseguir unos resultados más precisos y satisfactorios.

#2 Tratamientos estéticos corporales

Los tratamientos estéticos corporales pretenden mejorar la estética de las diferentes zonas del cuerpo y se caracterizan por corregir aquellos defectos corporales como podría ser la grasa localizada, la flacidez, las estrías o la celulitis, entre otros. Su principal objetivo es mejorar la apariencia de tu cuerpo y tu autoestima, dándole un aspecto más radiante para ganar una buena calidad de vida. Se encargan, principalmente, de tratar el rejuvenecimiento cutáneo de forma integral, por lo que es recomendable que el paciente esté asesorado por su médico previamente antes de someterse a cualquier tratamiento corporal, pues se realizará según las estipulaciones del médico y las necesidades de cada paciente en particular. Además, se tienen en cuenta los hábitos saludables como seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico, pues esto ayuda notablemente a incrementar la efectividad del tratamiento.

#3 Tratamientos estéticos dentales

Los tratamientos estéticos dentales forman parte de la especialidad odontológica y tiene como principal objetivo mejorar, no solo los dientes del paciente, sino también su apariencia física y corregir los defectos que se posean en la dentadura. Este clase de tratamientos deben ser personalizados en función de las necesidades estéticas de cada paciente, pero antes debe gozar de salud bucal y dental antes de someterse a cualquier tratamiento estético. Además, los profesionales deben realizar un análisis facial del paciente, estudiando sus facciones, medidas y proporciones para diseñar la sonrisa perfecta de la que pueda sentirse satisfecho. Un tratamiento dental puede condicionar la autoestima y la calidad de vida, y aunque anteriormente la mayoría de pacientes eran las mujeres, actualmente los hombres se están interesando en mejorar su estética.

#4 Tratamientos estéticos capilares

Los tratamientos estéticos capilares destacan, principalmente, por realizar una serie de cuidados que se aplican en el cabello y cuyo objetivo es mantener su salud y apariencia. Este tipo de tratamientos se encargan de tratar, entre otros problemas, la caída del cabello, el pelo graso, dar volumen, hidratar el cabello, regular la caspa o tratar enfermedades como la alopecia. En algunos casos, según el paciente y el problema en cuestión, se combina la tecnología láser de última generación con productos especializados para regenerar, hidratar o estimular los factores de crecimiento del cabello. Se requiere de delicadeza y buenos hábitos para poder tener un cabello sano, pero sobre todo ayudará a que mejore tu calidad de vida y tu autoestima.

Tratamientos estéticos faciales para hombre

tratamientos estetica hombre facial corporal belleza

Una vez diferenciados los distintos tipos de tratamientos estéticos para hombre, es imprescindible comenzar a detallar cuáles son los tratamientos estéticos faciales más utilizados en centros de estética para mejorar el bienestar y la belleza masculina. El cuidado de la piel facial es vital para que tu imagen no se vea perjudicada ni refleje un mal aspecto, por lo que es necesario que la trates adecuadamente. Por esta razón, te explicamos cuáles son los tipos de tratamientos estéticos faciales para hombre más demandados:

#1 Mesoterapia facial

La mesoterapia facial es un tratamiento simple y económico, que consiste en aplicar en la piel del rostro unas microinyecciones de sustancias como vitaminas, aminoácidos, ácido hialurónico, antioxidantes, oligoelementos y silicio orgánico, que se encargan de combatir el envejecimiento de la piel y retrasa la aparición de las arrugas. Se puede tratar de forma manual o mediante un sistema de inyección tipo pistola. Además, el tratamiento se realiza sobre la piel limpia, aplicando una crema anestésica durante media hora, después se retira para infiltrar la sustancia con agujas finas, y una vez concluida la sesión que suele durar unos 15 minutos, se puede continuar como tratamiento de choque de 3 a 6 sesiones, o como mantenimiento con una sesión cada 2 o 3 meses. Por otro lado, existen diferentes tipos de mesoterapia facial, por lo que es importante que conozcas cada uno de ellos, pues son los siguientes:

  • Mesoterapia facial efecto tensor y reafirmante: Este tratamiento ayuda a que la piel mantenga su estructura y firmeza, y está compuesta fundamentalmente de silicio, que es una sustancia que interviene en la síntesis de colágeno y elastina. El silicio es un oligoelemento esencial que se encuentra en las células del cuerpo y que va disminuyendo según la edad que tengas.

  • Mesoterapia facial efecto luminosidad: Es un tratamiento para prevenir o tratar el envejecimiento de la piel, tanto en personas jóvenes como en adultos que superen los 30 años y empiezan a mostrar los primeros síntomas de la vejez. Se usa como complemento a otros tratamientos, y desde las primera sesiones revitaliza y tonifica la piel.

  • Mesoterapia facial efecto hidratación profunda: Este tratamiento de mesoterapia es uno de los más utilizados, ya que ofrece una serie de beneficios al realizarse una hidratación profunda de la piel del rostro. Se hace uso del ácido hialurónico pero en menor proporción, pues es una molécula que se encarga de retener el agua para hidratar la piel en la zona que se va a inyectar, favoreciendo la estimulación del colágeno y la elastina, y brindando luminosidad a la cara.

  • Mesoterapia facial efecto despigmentante: Este tratamiento en concreto está dirigido a personas con pieles dañadas por el sol y los rayos UVA. Tiene un efecto relleno gracias al uso del ácido hialurónico asistido por una acción moduladora sobre la síntesis de melanina, ya sea excesiva o anormal en el caso de ser daño solar. La melanina actúa como protector natural de la piel frente a la exposición solar, y su precursor es el aminoácido tirosina.

Por otro lado, la mesoterapia ofrece una serie de beneficios a tener en cuenta. Además de prevenir el envejecimiento cutáneo en la cara, cuello, escote o manos, afina las microarrugas, aumenta la hidratación de la piel manteniendo un balance hidrolipídico y mejorando la calidad del tejido cutáneo. También, trata las arrugas circulares del cuello, fortalece el tejido conjuntivo, mantiene un tono homogéneo de la piel previniendo las pigmentaciones, la piel se ve más lisa, saludable y firme, y cuenta con un alto poder antioxidante. Pero como cualquier otro tratamiento, depende de factores como la edad, el sexo y el tipo de piel.

#2 Hidroxiapatita cálcica

La hidroxiapatita cálcica es un activo que se considera un estimulador del colágeno de la piel, que está compuesto por micropartículas exclusivas de hidroxiapatita de calcio suspendidas en un gel acuoso. Su componente es igual al mineral de los huesos y dientes, por lo que es biocompatible. A la hora de inyectar esta sustancia, se inicia un proceso llamado neocolagénesis o producción de colágeno, que se encarga de estimular al cuerpo para que genere colágeno y promueva el crecimiento en la zona inyectada. El efecto es progresivo y el resultado se puede ver después de unos 4 meses, pues su función principal es aumentar el volumen facial para darle un aspecto suave y natural a la piel. Este tratamiento se aplica añadiendo crema anestésica en la zona durante 30 minutos, luego se infiltra el producto realizando vectores en contra de la gravedad y se masajea la zona tratada.

Además, este procedimiento cuenta con una serie de beneficios a destacar, pues no solo permite rellenar zonas que han perdido volumen o darle un efecto corrector para obtener unos resultados suaves y naturales, sino que dura aproximadamente 2 años, el relleno se absorbe poco a poco, estimula el colágeno de la piel, no contiene sustancias animales, careciendo así de posible riesgo de reacción alérgica o de pruebas de sensibilidad antes del tratamiento. Y se puede aplicar en la nariz, las mejillas y pómulos, la línea de la mandíbula, los surcos nasogenianos, el pliege sublablal, el mentón, las líneas de marioneta y las ojeras, pero no sin antes ser estudiado por un especialista.

#3 Toxina botulínica (Botox)

La toxina botulínica, también conocida como botox, se encarga de actuar como relajante muscular para ayudar a disminuir las líneas de expresión o arrugas dinámicas. Se utiliza de forma preventiva al adormecerse el músculo por un tiempo al bloquear los impulsos nerviosos, además de como tratamiento curativo. Normalmente, se aplica en las zonas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo, y requiere de revisión médica antes y durante el tratamiento, que debe repetirse cada 4 o 6 meses, según el caso del paciente, y puede combinarse con relleno de ácido hialurónico para ampliar su duración. No requiere de crema anestésica, pues simplemente se dibujan los puntos donde se infiltra el producto con agujas finas. Además, posee una serie de beneficios entre los que destaca relajar los músculos que provocan las líneas de expresión, eliminar la dureza de los rasgos y la fatiga, disminuir la fuerza de contracción de los músculos y no deja marca, aunque se perciben los resultados 72 horas después.

#4 Ácido poliláctico

El ácido poliláctico es una sustancia que actúa como relleno y sirve para aumentar la densidad de la dermis o añadir más volumen en las zonas que ya lo han perdido. Su objetivo es atenuar las arrugas, por lo que se utiliza para combatir la flacidez al permitir crear o reconstruir una estructura que rejuvenezca el rostro y el contorno de la cara, aunque también se puede llegar a aplicar en el escote, brazos, muslos y abdomen. Este tipo de ácido es un estimulador o inductor de colágeno, pues activa su fabricación. Además, se realiza aplicando una crema anestésica durante 30 minutos, luego se inyecta la sustancia en la dermis con infiltraciones en zonas donde se ha perdido grasa, y el producto hace su efecto induciendo la formación de colágeno de forma progresiva.

Por otro lado, es un tipo de tratamiento que cuenta con múltiples beneficios, pues es totalmente reabsorbible, biodegradable y biocompatible, por lo que no genera alergias ni rechazos y se puede eliminar de manera natural. Tiene una duración de 2 años aproximadamente, le brinda un efecto tensor a la piel al tratar su flacidez, permitiendo mejorar y cambiar el aspecto de la misma gradualmente, y no actúa directamente en la arruga, sino por todo el rostro. Sin embargo, carece de efecto inmediato, pues se necesita una aplicación mensual, según el caso del paciente.

#5 Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un gel que se aplica mediante microinyecciones en la piel y que contribuye con su reposición al haberse perdido. Este tratamiento permite remodelar formas y contornos del rostro y los labios, darle volumen en las áreas modificadas por el envejecimiento, o rellenar surcos y arrugas profundas y visibles. La remodelación facial con sustancias de relleno es una técnica que se indica para rellenar depresiones cutáneas y recrear el volumen perdido, además de hidratar y corregir la piel. El ácido hialurónico se obtiene en un laboratorio, por lo que al ser un químico, es biocompatible y reabsorbible. Además, se puede aplicar en diversas zonas de la cara, y a la hora de llevar a cabo el tratamiento, se debe tener la piel totalmente limpia. Luego se coloca la crema anestésica durante 20 o 30 minutos y después se rellenan y modelan las zonas deseadas.

Al igual que otras sustancias, el ácido hialurónico tiene una serie de beneficios, pues rellena las arrugas y las zonas que carecen de volumen, es seguro al no presentar riesgo de alergias ni rechazo, permite tener un rostro homogéneo, hidrata los labios, suavizando y rejuveneciendo las arrugas peribucales y es un procedimiento ambulatorio e indoloro, por lo que no se requiere de intervención quirúrgica. Por otro lado, es una clase de tratamiento que debe repetirse cada año, utilizando siempre protección solar, tomando bastante agua para mantener la piel bien hidratada y no debe realizarse ninguna otra infiltración con una sustancia distinta en 15 días tras la aplicación del ácido hialurónico.

#6 Peeling TCA

El peeling TCA o peeling con ácido tricloroacético, es un químico exfoliante que actúa directamente sobre las proteínas cutáneas, provocando un efecto querato coagulante sobre las manchas de la piel, y se puede aplicar mediante pincelación o en mascarilla. Este tratamiento consigue una renovación de la epidermis, la síntesis del colágeno y una uniformidad en la distribución de la melanina de la piel, mejorando la melanosis dérmica. Y el resultado varía según la concentración y el tipo de preparación que realice el especialista, pues debe adaptarse a cada paciente. Por otro lado, se recomienda para pacientes que quieran eliminar las arrugas finas, los problemas de pigmentación causados por el sol, las cicatrices o el acné, y no es aconsejable para embarazadas o personas que presenten herpes o infecciones cutáneas. Es duradero pero se recomienda repetir la sesión cada 2 o 3 años.

Antes de empezar el tratamiento, el especialista evalúa el estado del cutis o la zona a tratar y recetará un tratamiento hidratante o despigmentante para antes de la sesión. Se limpia el cutis, se aplican los productos del peeling y el paciente notará ardor, picor o calor en la piel, pues son las sensaciones habituales. Después, el área tratada estará enrojecida y los días posteriores se produce una descamación de la zona, por lo que el paciente debe usar cremas y pantallas de protección solar para poder obtener una piel tersa, suave y luminosa. Además, sus principales beneficios son minimizar las arrugas y líneas de expresión, combatir las arrugas superficiales con una exfoliación ligera, combatir el acné y eliminar las cicatrices más pequeñas; y es perfecto para reparar el daño causado por el sol en la cara, las manos, el cuello y el pecho.

#7 Peeling para cicatrices

El peeling para cicatrices es un tratamiento no quirúrgico que atenúa las cicatrices, pues se actúa gracias a una cirugía química dermatológica que causa una quemadura mínima para eliminar una cicatriz, por lo que se basa, principalmente, en una exfoliación química de la piel que pretende estimular la regeneración tisular. A su vez, el paciente notará una renovación progresiva de la matriz dérmica libre de imperfecciones. Se trata de un tipo de tratamiento que puede ser superficial, medio o profundo, por lo que su intensidad dependerá de la decisión del especialista que va a evaluar la mejor opción según el caso del paciente. Está dirigido a personas que quieran corregir alguna imperfección en la piel, mejorar su textura o brindarle luminosidad, pero es específicamente recomendada para tratar las cicatrices. Sin embargo, una persona embarazada o en periodo de lactancia, aquella con antecedentes de arritmias, que padezca herpes o infecciones cutáneas recientes o que use cremas de ácido retinoico, no deben realizarse este tratamiento.

En primer lugar, el especialista evalúa la zona facial donde se realizará el peeling, comienza con una limpieza profunda de la piel aunque es probable que antes de la sesión el especialista prescriba un tratamiento hidratante o despigmentante en función de la lesión; luego se aplican los agentes químicos y el paciente puede notar ardor, picor o calor. Al finalizar, los días posteriores se produce un enrojecimiento y una descamación de la piel, siendo recomendable usar cremas hidratantes y antioxidantes, y protección solar tras la sesión. El tratamiento dura según el estado del cutis y del tipo de lesión, pero normalmente se hacen de 6 a 8 sesiones cada 4 semanas, pudiendo variar según la evolución del paciente, y se recomienda repetirlo una vez al año. Además, se puede realizar en cualquier época del año y en cualquier zona del cuerpo. Es rápido e indoloro, no requiere de anestesia y se puede combinar con luz pulsada.

#8 Peeling despigmentante

El peeling despigmentante es un tratamiento que le devolverá a la piel su color, tersura y elasticidad natural eliminando las manchas ocasionadas por la exposición solar, pues este peeling es un acelerador de la exfoliación de la piel al adelantar la laminación de las células muertas y regenerar el resto, contribuyendo a la producción de colágeno. Además, consiste en diseminar una sustancia química en la zona a tratar que consigue que las capas deterioradas desaparezcan, pudiendo ser superficial o profundo. Está dirigido para personas que padecen problemas de pigmentación por la exposición solar u otros factores, pero también puede ser beneficioso para eliminar las arrugas, cicatrices o el acné. Sin embargo, no es recomendable para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, con herpes o infecciones en el cutis. Por otro lado, existen distintos tipos de peeling despigmentante, y son:

  • Ácido láctico: Este ácido es el más adecuado para tratar la hiperpigmentación. Suele utilizarse en personas que se hacen un peeling por primera vez y aunque puede usarse en todo tipo de pieles, es más recomendable para pieles secas. Su función es desaparecer las manchas oscuras.

  • Ácido glicólico: Este ácido es el adecuado para tratar el acné, la decoloración de la piel y las manchas oscuras, ya que permite crear un tono homogéneo en la piel y limpiar con profundidad los poros.

  • Peeling mandélico: Este tipo de peeling es el más adecuado para el despigmentante al conseguir una piel mucho más homogénea, y se recomienda para aquellas personas que poseen la piel oscura.

  • Peeling despigmentante medio: Este tipo de peeling se utiliza para tratar las manchas moderadas, aplicándose de forma focal sobre la pigmentación a corregir y dejando secar cada capa. Estas capas dependen del tipo de piel y su groso, o de la herencia étnica. Consta de entre 6 y 8 sesiones con espacio de 3 o 4 semanas, más una sesión de mantenimiento cada 2 meses.

  • Peeling despigmentante forte: Este peeling se utiliza para tratar las manchas severas, aplicándose de forma rápida y sin fricción. Se suele usar el peeling de fenol con más frecuencia, puesto que consigue buenos resultados para poder aclarar la piel. Consta de 3 a 4 sesiones al año con intervalos mensuales.

Este peeling comienza con la evaluación del especialista de la zona a tratar se recomienda antes del tratamiento usar cremas hidratantes o despigmentantes. Luego se realiza una limpieza profunda del cutis y, se aplican los productos necesarios y el paciente puede experimentar ardor, picor o calor. Lo habitual es que dure entre 6 y 12 sesiones, y después de cada una de ellas la piel se verá enrojecida y con descamación. Finalmente, se recomienda utilizar cremas hidratantes y protector solar. Por otro lado, este tratamiento muestra una serie de beneficios, como una mejoría del estado de la piel, un efecto antiedad, una ayuda de la dilatación de los poros y reducción de las arrugas, un tono y color de la piel más uniforme, minimiza o corrige las imperfecciones y cicatrices, y actúa como anti seborreico.

#9 Peeling antiacné

El peeling antiacné es un tratamiento de los más efectivos y radicales para acabar con el acné, ya que se cierran los poros, hidrata la piel y lucha contra las espinillas y puntos negros. Se utiliza una sustancia que ayuda a renovar las capas más superficiales de la piel para que su estado y apariencia mejore, pues depende del tipo de piel y grado de gravedad al estar creado para tratar el acné moderado y la piel grasa. Está recomendado para personas tanto jóvenes como adultas que sufren este problema acneico, y no es aconsejable para niños o jóvenes en desarrollo. Además, existen tres tipos distintos de peeling para tratar el acné, y son los siguientes:

  • Peeling salicílico: El salicílico es un compuesto muy útil para tratar los puntos negros y las espinillas, pues incluso revitaliza la piel y la prepara para absorber otros tratamientos.

  • Peeling láctico: Este tipo de peeling es adecuado para tratar el acné en los casos más leves, pues el ácido láctico es muy suave y trata la piel con suavidad, pero sin reducir su firmeza.

  • Peeling glicólico: El ácido glicólico se encarga de tratar pieles grasas, pues se usa para hidratar la piel en profundidad sin generar grasa, regulando la formación de sebo y cerrando los poros eficazmente.

Este peeling se lleva a cabo con una evaluación previa del especialista para determinar qué tipo de piel y acné posee el paciente. Una vez hecho, se realiza una limpieza profunda de la piel con la sustancia escogida según el caso, activando la renovación celular y permitiendo una mejora del aspecto de la piel. Se realizan entre 4 y 6 sesiones cada 4 semanas, y es recomendable hacer una sesión de mantenimiento cada 2 meses. Bajo ningún concepto debe hacerse este tratamiento en verano, pues el sol puede dañar la piel al ser un peeling antiacné fotosensible, por lo que la mejor época es otoño o invierno. Además, es un tratamiento que se encarga de reducir las cicatrices y lesiones acneicas o las manchas, renueva las células, elimina las líneas de expresión y las arrugas, disminuye la producción de sebo previniendo el acné y potencia la producción de colágeno.

#10 Factores de crecimiento plaquetario

Los factores de crecimiento plaquetario es un tratamiento de regeneración celular que se utiliza para tratar pieles maduras con signos de envejecimiento o pieles jóvenes con marcas de acné. Es un tratamiento facial de rejuvenecimiento que se realiza a través de infiltraciones, inyectando plasma rico en factores de crecimiento que se obtiene de la sangre del propio paciente, mediante un proceso que incluye el centrifugado de la sangre. Luego se separa el plasma y se consigue el plasma rico en factores de crecimiento, que se aplica a la piel con inyecciones. Es muy utilizado para tratar lesiones traumatológicas para los tejidos duros o zonas tensas. A su vez, se combina con sustancias como vitaminas, aminoácidos y antioxidantes para darle beneficio a la piel. Además, este tratamiento consta de 3 pasos fundamentales, que son:

  • Extracción de sangre: Se extrae la sangre del brazo del propio paciente con el fin de obtener una muestra de sangre para poder realizar el tratamiento.

  • Centrifugado: Una vez obtenida la muestra, se procede a su centrifugación a 2800-3100 rpm durante unos 9 o 10 minutos para poder separar el plasma de la sangre.

  • Aplicación: El plasma rico en factores de crecimiento se puede inyectar a nivel antidérmico mediante microinyecciones y las cantidades sobrantes a modo de nappage en la epidermis para estimular las células epidérmicas. Aunque las zonas dependen de la patología.

Por otro lado, al igual que otros tratamientos, el de factores de crecimiento plaquetario se encarga de activar funciones cutáneas esenciales para la piel, estimular la producción de colágeno y elastina, mejorar la coloración de la piel, disminuir las arrugas finas y las líneas de expresión, y restaurar la vitalidad cutánea aumentando su grosor y recuperando su elasticidad. Además, las plaquetas activan la regeneración celular, facilita la renovación de las células y no produce alergias ni rechazos ni efectos secundarios. Las sesiones suelen durar alrededor de 45 minutos y para cumplir con el tratamiento se deben realizar mínimo 3 sesiones en las que se debe administrar al paciente anestesia local.

#11 Hilos faciales

Los hilos faciales, también conocidos como hilos tensores, son un tratamiento que se encarga de rejuvenecer y reafirmar la piel del rostro que presenta flacidez, con el fin de conseguir un efecto lifting sin necesidad de cirugía. Estos hilos están compuestos por polidioxanona o PDO, un material compatible, reabsorbible y estéril que se coloca a nivel subcutáneo con una aguja muy fina y genera nuevas fibras elásticas de colágeno y elastina. Principalmente, mejora la firmeza de la piel, ofreciéndole mayor tersura y luminosidad, previene los signos del envejecimiento y la flacidez y vuelve más densa la zona cutánea. Sus efectos duran entre 1 y 2 años, aunque se recomienda tener continuidad y seguir una buena rutina de higiene facial.

El tratamiento se recomienda para elevar las mejillas y las cejas, mejorar la línea de marioneta y el surco nasogeniano, y rejuvenecer el óvalo facial y el cuello. Pero antes debe someter al paciente al tratamiento, su rostro debe ser analizado previamente por un especialista, luego se diseñan las zonas que deben ser tensadas y se marcan para mayor precisión. Después se limpia la piel y se aplica una crema anestésica para minimizar las molestias. Cada hilo se infiltra guiándolo con un aguja y cuando esté colocado en la zona deseada, la aguja se retira con una pequeña rotación. Cuando finalice, el paciente puede notar la piel inflamada y puede aparecer algún hematoma. Y cabe destacar que el número de hilos dependerá de las condiciones de la piel del paciente, y la duración de la sesión puede durar entre 30 y 60 minutos.

#12 IPL facial (luz pulsada)

El IPL facial o la luz pulsada intensa, es un sistema ideal para tratar el envejecimiento de la piel, pues permite difuminar las distintas tonalidades que presenta la piel como manchas, rojeces, arrugas, descamaciones y poros, ocasionados por el paso de los años y la exposición solar. Todas estas irregularidades se pueden tratar para conseguir un buen rejuvenecimiento facial, además de estimular la producción de colágeno, mejorar y unificar la tonalidad de la piel, disminuir el tamaño de los poros, iluminar la piel y hacerla más homogénea, y eliminar manchas marrones o rojas, arrugas, rojeces y pequeñas venitas. Además, este tratamiento es ideal para tratar pieles con alteraciones pigmentarias por toda la cara, siendo conocido este término como lentiginosis, y también en casos de cuperosis.

La luz pulsada intensa es una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango estrecho de colores que producen un efecto distinto en la piel, consiguiendo eliminar todas las irregularidades, estructuras indeseables o lesiones oscuras. Es un tratamiento antiaging que actúa como bisturí inteligente, por lo que antes de aplicarlo se recomienda al paciente estar mínimo 15 días sin exponerse al sol. En algunos casos, se aplica una crema anestésica durante 30 minutos, luego se retira, se colocan las gafas de protección ocular y se aplica un gel para refrescar la piel. Comienza el tratamiento con la luz pulsada a través de la emisión de una banda ancha de luz y al finalizar se coloca una mascarilla calmante durante 10 minutos. Además, se recomiendan 3 sesiones como mínimo para lograr los objetivos deseados.

#13 Radiofrecuencia facial con Accent

La radiofrecuencia facial con Accent es un tratamiento que consiste en un procedimiento de calentamiento de la profundidad de la piel mediante estimulación eléctrica, y se emplea para inducir un efecto lifting en la piel. El aparato de radiofrecuencia emite unas ondas electromagnéticas que elevan la temperatura del tejido conjuntivo, favoreciendo la producción del nuevo colágeno para obtener una piel rejuvenecida y firme. A su vez, re refrigera simultáneamente la capa más superficial de la epidermis. A corto plazo, las fibras de colágeno se contraen produciendo el efecto tensor y a largo plazo el efecto litfing. Es un tratamiento que se encarga de estimular el sistema linfático, haciendo una remodelación cutánea de zonas como la cara y el cuello y disminuyendo su flacidez. Además, mejora las arrugas finas y retira los pliegues profundos de la piel que rodea la boca, la barbilla y la mandíbula. En el caso de pieles acneicas, se produce una reducción del exceso de grasa junto con la aparición de granos.

#14 Micropunción facial

La micropunción facial es un tratamiento estético que se encarga de generar microperforaciones en la piel para mejorar los problemas de hidratación, marcas de acné o líneas de expresión marcadas en el rostro. Antes de la sesión, se aconseja evitar la exposición al sol y los rayos UVA para que no se dañe la piel más de la cuenta. El principio activo que se aplica en la micropunción dependerá del tipo de tratamiento recomendado específicamente pata tratar el caso del paciente, por lo que existen varios tipos de activos a aplicar en este proceso, y son los siguientes:

  • Ácido hialurónico: Este tipo de ácido se aplica en una cantidad de 2 ml, y está pensado para prevenir las arrugas e hidratar la piel, consiguiendo retrasar su envejecimiento y ganar elasticidad.

  • Combinado con micronutrientes esenciales: Se aplica una mezcla de micronutrientes de los procesos bioquímicos celulares y está pensado para un tratamiento antiacné o de vitaminas. Consigue proteger la piel de agentes externos, estimular la producción de colágeno y mejorar el aspecto de las cicatrices ocasionadas por el acné.

  • Solución con vitamina C: Esta solución se aplica en tratamientos para las manchas, ya que la vitamina C reduce la apariencia de las manchas e inhibe su aparición. Además, es un antioxidante que actúa contra el fotoenvejecimiento de la piel.

  • Solución con oligopéptidos: Esta solución conlleva a la restauración y regeneración de la piel, ya que es un principio activo ideal para los tratamientos antiaging. Además, retrasa la pérdida de firmeza de la piel y suaviza las líneas de expresión.

Por otro lado, el procedimiento es sencillo. Primero se aplica una leche limpiadora y se masajea con Foreo la piel a baja intensidad, luego se retiran los restos y se aplica un tónico facial que actúa como hidratante y refresca la piel, cerrando los poros y equilibrando el pH. Una vez seca la piel, se aplica una limpiadora de ácido láctico y se deja reposar un minuto, después se realizan las micropunciones a un milímetro de profundidad en la dermis con el principio activo adecuado. Finalmente, se aplica una mascarilla con ácido hialurónico, centella asiática, árnica y caléndula para darle un efecto calmante a la piel durante unos 1o 0 20 minutos, y se retira recomendando la aplicación de protección solar.

Además, es importante que el paciente conozca toda la información posible, ya que durante la sesión se produce un enrojecimiento o eritema que indica al especialista que está haciendo efecto. Una vez finaliza la sesión, se recomienda al paciente complementar el tratamiento con productos adecuados según el principio activo escogido, y a los 2 o 3 días se puede producir la descamación de la piel. Además, también es imprescindible conocer qué tipos de micropunción existe, habiendo 4 tipos bien diferenciados y son:

  • Micropunción hidratación: Es ideal después de seguir un tratamiento manual y previo a las mesoterapias hidratantes. No es un tratamiento invasivo y permite mejorar la hidratación de la piel. Cada sesión dura unos 30 minutos.

  • Micropunción antiacné: Es ideal para las personas que van a realizarse un peeling, siendo conveniente hacerlo una semana antes, y si es posterior, se recomienda esperar 4 semanas como mínimo. Puede combinarse con peeling químicos antiacné o para cicatrices.

  • Micropunción antienvejecimiento: Es una solución para aquellos pacientes que no quieran tratamientos invasivos. Este en concreto estimula la epidermis mejorando los resultados en mesoterapias faciales. Se puede complementar con tratamientos de antienvejecimiento o antes de una mesoterapia antiedad.

  • Micropunción de vitaminas: Es imprescindible antes de someterse a una mesoterapia de vitaminas, pues consiste en realizar pinchazos profundos, permitiendo mejorar la hidratación y luminosidad de la piel.

#15 Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es un peeling o exfoliación mecánica que se realiza mediante microcristales de dióxido de aluminio (sales marinas), que barren y pulen las capas superficiales de la piel, reduciendo su espesor. Su principal objetivo es estimular la renovación natural de la piel y regenerar la dermis, siendo un tratamiento totalmente indoloro y no invasivo que incluso elimina las impurezas de la piel. Consiste en aplicar los cristales de aluminio en la piel, estos son absorbidos por una bomba de vacío y se induce la renovación de la piel creando colágeno.

Por otro lado, la microdermoabrasión requiere de unas condiciones de higiene y seguridad adecuadas, además de que se lleve a cabo bajo la supervisión de un especialista. Al igual que otros tratamientos, este en concreto posee una serie de beneficios, como pueden ser mejorar las arrugas superficiales, las manchas solares y cicatrices, y obtener una piel más luminosa, fresca, limpia y suave. También se sintetiza el colágeno creado mejorando la elasticidad de la piel y reduciendo la secreción de sebo. Y puede realizarse a cualquier edad y en cualquier tipo de piel.

#16 Limpieza facial purificante

La limpieza facial purificante es un tratamiento de limpieza profunda de la piel en la que se produce la descongestión, extracción y eliminación de los puntos negros. Se encarga de recuperar el equilibrio y el brillo de la piel, y se aconseja realizar un tratamiento de este tipo cada cambio de estación. Este proceso requiere de empezar con un peeling vegetal y luego se aplica una mascarilla de efecto calor y equilibrante tras cubrir la zona con papel paratérmico, dejándola actuar unos 10 minutos. Esta permite la dilatación de los poros y facilita la extracción de las impurezas; después se tonifica la piel y se coloca otra mascarilla purificante y matificante que atenúa los brillos cutáneos, y finalmente se masajea con la crema hidratante en profundidad.

No obstante, al igual que el resto de tratamientos estéticos faciales que hemos mencionado, la limpieza facial purificante también cuenta con una serie de ventajas o beneficios que debes conocer como paciente. Esta limpieza purifica y equilibra la piel, eliminando toxinas y normalizando la piel, regula las glándulas sebáceas ayudando a reducir el brillo y afinando los poros, y deja la piel limpia y libre de impurezas al brindarle un aspecto más joven y radiante. Además, es un tratamiento completamente seguro y cómodo, no es doloroso y carece de efectos secundarios, e incluso es recomendado para todo tipo de pieles y edades.

Tratamientos estéticos corporales para hombre

tratamientos estetica hombre facial corporal belleza

Después de haber conocido los tratamientos estéticos faciales, es importante que conozcas los diversos tipos de tratamientos estéticos corporales que existen en el ámbito de la belleza. La piel corporal también requiere de ciertos cuidados, pues el objetivo de la estética corporal es buscar una armonía saludable y atractiva, por lo que la imagen corporal también es importante y no debe pasar al olvido. Por ello, a continuación, te explicamos cuáles son los tratamientos estéticos corporales para hombre más demandados:

#1 Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal es una técnica dentro de la medicina estética que consiste en inyectar a través de la piel pocas cantidades de medicamentos homeopáticos o alopáticos para poder combatir la grasa acumulada en el cuerpo, eliminar la piel naranja y reducir la celulitis en varias sesiones. Como son unos medicamentos homeopáticos, no producen alergias, pues estás sustancias estimulan el metabolismo con el fin de reducir volumen o reafirman la piel flácida. Este tratamiento actúa en cualquier tipo de celulitis y adiposidad localizada en muslos, glúteos y abdomen mediante la microinyección subcutánea o intradérmica, pues su objetivo principal es reducir los depósitos grasos, favorecer el drenaje venoso y linfático, evitar retener líquidos y darle firmeza a la piel. Además, no requiere de cirugía y puede ser combinado con otros tratamientos como la carboxiterapia, la radiofrecuencia o la presoterapia. Por otro lado, hay que destacar que existen dos tipos de mesoterapia corporal, y son los siguientes:

  • Mesoterapia corporal alopática: Es un tratamiento que consiste en la aplicación de medicamentos alopáticos, normalmente extraídos de plantas, que poseen unos principios activos que tratan los problemas de la piel de forma directa, como es el caso de la celulitis. Su finalidad se lleva a cabo gracias a unas sustancias eficaces que tratan la grasa, los volúmenes localizados, la circulación periférica y la elasticidad de la piel.

  • Mesoterapia corporal homeopática: Es un tratamiento físico en el que se aplican productos homeopáticos en un área concreta del cuerpo. Estas sustancias son naturales y su finalidad es estimular el organismo, además de mejorar la circulación periférica y la elasticidad de la piel. Además, actúa sobre la fibroesclerosis del tejido conjuntivo, la circulación venosa y linfática, la adiposidad abdominal, el depurativo hepático y el drenaje linfático.

#2 Anticelulítico reductor

El anticelulítico reductor es un tratamiento que combina el ácido hialurónico con una solución biorevitalizante que ayuda a corregir y prevenir la flacidez, la grasa localizada y la celulitis, y suele ser complementado con la aplicación de silicio orgánico para estimular los tejidos y reafirmando la piel de la zona afectada. Sin embargo, la sustancia también posee otros activos que son eficaces para reducir la piel naranja, regenerar las células, eliminar el tejido graso o fortalecer los tejidos, como los antioxidantes, lipolíticos, vitaminas, oligoelementos y aminoácidos. Además, es un tipo de tratamiento que se aplica mediante mesoterapia inyectando dosis reducidas en la dermis.

Por otro lado, los efectos del procedimiento anticelulítico son visibles tras finalizar la primera sesión pero no se consolidan los resultados hasta que el paciente se realice unas 5 sesiones en intervalos de 15 días cada una. Al finalizar, el paciente debe evitar la exposición solar y a temperaturas extremas como es el caso de las saunas y rayos UV durante las primeras 24 horas. Es un tratamiento indoloro, aunque es probable que se requiera la aplicación de una crema anestésica en la zona a tratar según la sensibilidad del paciente. Además, se pueden presentar síntomas como dolor, rojeces o inflamación local, y suelen remitir en un plazo de 24 horas.

#3 Anticelulítico intensivo

El anticelulítico intensivo es un tratamiento que consiste en tratar la celulitis ginecoide (tipo I y II) y la celulitis edematosa, y se aplica mediante mesoterapia en el espesor del tejido celular subcutáneo. Es indoloro y el resultado varía según el paciente y la cantidad de producto inyectado en cualquier zona del cuerpo, pero sobre todo en aquellas donde se presenta la celulitis. Está indicado para corregir las alteraciones cutáneas superficiales provocadas por las lipodistrofias como la ginecoide o la celulitis. Además, el tratamiento se encarga de solubilizar y extraer los elementos extracelulares tóxicos, alcanilizar la matriz celular, mejorar la oxigenación celular, normalizar la función fisiológica de los tejidos adiposos y ofrecer reconstituyentes para la reestructuración celular. Y suele combinarse con otros tratamientos como el drenaje linfático manual y los termoactivos.

La composición de la solución que se inyecta contiene una serie de activos que son dos quelantes (EDTA y alpha-ciclodestrine), diurético osmótico, solubilizante del metal-quelante, sistema alcalinizador formulado con bicarbonatos y amortiguadores de sulfatos que liberan CO2, cadenas polipeptídicas de aminoácidos esenciales y vitamina C en forma de ascorbato como antioxidante que interactúa con la reacción de Fenton del tejido. Estos activos determinan la progresiva reconstrucción volumétrica de las alteraciones derivadas de síndromes distróficos a nivel cutáneo, pues se lleva a cabo mediante una reestructuración del tejido adiposo subcutáneo. Se recomiendan mínimo de 5 a 10 sesiones, primero una semanal y después una sesión de mantenimiento al mes.

Después de cada sesión, algunos pacientes pueden llegar a presentar reacciones edematosas, hematomas y enrojecimiento cutáneo de grado leve o moderado, que son habituales y desaparecen en cuestión de horas. Sin embargo, existen una amplia variedad de casos en los que no es recomendable someterse a este tratamiento, entre los que destacan aquellos que poseen enfermedades autoinmunes en fase activa, alteraciones dérmicas en la zona, infecciones generalizadas o localizadas en la zona a tratar, personas con tratamientos anticoagulantes, diabetes mellitus, cáncer, colágenopatías, embarazadas o en periodo de lactancia. Además, es recomendable no realizar actividades físicas, evitar la exposición solar y a las altas temperaturas de saunas.

#4 LPG endermologie

La LPG endermologie, también conocida como lipomassage, es una técnica que se utiliza para eliminar la grasa adherida en el cuerpo y los tejidos adiposos, especialmente para tratar la celulitis blanda y dura, y se lleva a cabo mediante un aparato de cabezales con rodillos mecánicos que recorren las zonas que va acoplado a un sistema de succión, de forma que se trate el tejido conjuntivo a nivel superficial, medio y profundo. Por ello, su finalidad es aumentar la firmeza del tejido al aumentar el número de fibroblastos y colágeno, también reorganiza la estructura alterada del tejido subcutáneo, aumenta el drenaje venoso y linfático, se reafirma la piel y su aspecto, y se produce una mejoría de la celulitis.

Al igual que otros tratamientos, el LPG ayuda a eliminar la grasa y la celulitis, es indoloro y compatible con la vida diaria, combate la piel naranja gracias a los masajes, cuenta con una acción anticelulítica tras el lipomasaje, y una acción antiretención de líquidos y drenante que se encarga de eliminar las impurezas y los líquidos retenidos. También permite obtener una silueta más definida, una mejoría generalizada de todo el organismo gracias a la firmeza de la piel, y todo se debe a su personalización y adaptación a la sensibilidad de cada paciente. Las sesiones duran alrededor de 35 minutos, y suele finalizarse el tratamiento combinándolo de 5 a 7 minutos con sesiones de presoterapia para acelerar el proceso de eliminar los líquidos. Además, es recomendable realizar sesiones de mantenimiento al menos 1 o 2 veces al año.

#5 Sonohidrolipólisis

La sonohidrolipólisis, también llamado hidrolipoclasia, es un tratamiento indicado para tratar áreas del cuerpo con grasa localizada, pues se potencia el efecto que tiene la aplicación de ultrasonidos (cavitación) en las zonas donde se encuentra el tejido graso o regiones subcutáneas que superen un grosor de 2 centímetros. Como cualquier otro procedimiento, este incluye 3 fases. La primera consiste en la aplicación del suero fisiológico con baja densidad en la zona, es indolora e impregna el tejido celular subcutáneo favoreciendo los efectos de la cavitación. Durante 20 minutos por zona, se administran los ultrasonidos provocando un movimiento vibratorio que rompe las membranas de los adipocitos y el tejido graso acumulado. Estas células adiposas se eliminan con el fin de que se canalicen a través del sistema linfático, el torrente circulatorio y la orina. Finalmente, el paciente recibe un masaje de presoterapia suave, por lo que las sesiones duran un total de 90 minutos.

Es un procedimiento no quirúrgico que cuenta con una composición de activos particular, como es el caso del suero fisiológico hipotónico 0'45% y la lidocaína 2% sumada al anestésico local. La cantidad de suero aplicado depende, en primer lugar, de la extensión de la zona a tratar, siendo necesaria una menor cantidad en áreas más pequeñas como el interior de las rodillas. Cabe destacar que en cada sesión solo se pueden tratar un máximo de 2 zonas diferentes, pues aunque se trate de un tratamiento no invasivo, el paciente obtiene una recuperación inmediata y sin reposo. Aunque puede presentar efectos secundarios como lesiones en la piel a causa de las infiltraciones o una infección de la zona, pero esto no suele ser lo más habitual. Además, no es aconsejable para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, personas con infecciones dérmicas en la zona o enfermedades autoinmunes en fase activa, o personas con alergia a la lidocaína.

#6 Cavitación

La cavitación es un tratamiento de aparatología estética no invasivo, pues consiste en la aplicación de ultrasonidos de alta frecuencia a través de un manípulo con movimientos suaves y circulares de masaje focalizador contra el tejido graso a tratar. Las ondas crean un burbujeo que rompe la membrana de las células grasas, pudiendo así eliminar el volumen de grasa. Es similar a la liposucción pero no pasa por quirófano, es indolora y no requiere de anestesia, además se puede combinar con sesiones de presoterapia para eliminar la movilización de líquidos. Está recomendado para tratar la celulitis o grasa localizada con un panículo adiposo de 2 centímetros de grosos, o para quienes quieran reducir el contorno de su cuerpo en zonas propensas a la acumulación de grasa. También es apto para los que desean mejorar su circulación sanguínea o eliminar líquidos, pero no es aconsejable para personas con marcapasos, con insuficiencia hepática o renal, embarazadas o en periodo de lactancia, o pacientes con hipercolesterolemia o hipertrigliceridemia.

Primero se realiza un análisis clínico para determinar el estado de salud del paciente y luego comienza el proceso donde se debe beber entre 1'5 y 2 litros de agua antes y después de cada sesión para poder eliminar toxinas y grasa disuelta, además se recomienda seguir una dieta equilibrada. Las sesiones duran unos 40 minutos aproximadamente en las que se aplica un gel que se guía por el cuerpo con unos rodillos sobre la zona a tratar. Además, las sesiones son semanales, ya que se recomienda una media de 10 y 12 sesiones con un mínimo de 72 horas de diferencia, y los resultados duran entre 6 meses y 1 año. En cuanto a los beneficios que ofrece, reduce el contorno hasta 12 centímetros, mejora la circulación sanguínea y la celulitis, regula el tránsito intestinal, elimina toxinas y líquidos, activa la producción de colágeno y tonifica los músculos y la elasticidad de los tejidos.

#7 Criolipólisis

La criolipólisis es un tratamiento que se utiliza para eliminar la grasa localizada en zonas como los muslos, las caderas, el abdomen, los brazos, los glúteos, la papada, las rodillas o el cuello. Se basa en el mecanismo de la apoptosis o muerte celular programada, que es un proceso biológico natural donde se produce la muerte de las células adiposas por el frío, y pasados 15 días estas se procesan para su eliminación. Es un tipo de tratamiento que no necesita de anestesia, no es invasivo, no daña la piel, la recuperación es bastante rápida y los resultados son visibles y permanentes 2 semanas después. Lo más común es llevar a cabo entre 1 y 3 sesiones, con una sesión repartida cada 6 u 8 semanas, según el caso del paciente y la zona que se esté tratando.

Por un lado, se realiza una primera consulta donde se verifican incluso los antecedentes clínicos del paciente y se le explica todo el proceso. Luego se realiza un diagnóstico con registro fotográfico y se selecciona el aplicador en función de la distribución de la grasa por el cuerpo. También se lleva a cabo un test de succión para saber qué tipo de cabezal utilizar, y comienza limpiándose la zona y aplicando la membrana y el gel durante unos 70 minutos. Finalmente se aplica un masaje en la zona durante 10 minutos para revertir la congelación y al limpiar todo, el paciente se queda en reposo otros 10 minutos. A su vez, se deben seguir unas indicaciones post tratamiento, en las que se pide una cita para revisión 30 días después y se recomienda masajear la zona tratada, mantener una dieta baja en gradas y realizar sesiones de presoterapia.

#8 Presoterapia corporal

La presoterapia corporal es un tratamiento estético que consiste en la realización de drenajes linfáticos en todo el cuerpo mediante un sistema de aparatos que provocan la compresión y descompresión a través de unas cámaras de aire que se inflan y desinflan. Su principal objetivo es estimular el sistema sanguíneo y activar el sistema linfático desde los pies hasta el abdomen. Las sesiones de presoterapia duran un máximo de 30 minutos, y ayudan a tratar la retención de líquidos, grasa localizada y la celulitis, sobre todo la celulitis edematosa o piel naranja, siendo adecuado para quienes padecen linfoedemas al ayudar a reducir la hinchazón y el malestar. Por otro lado, se puede combinar con otros tratamientos como la mesoterapia o la radiofrecuencia, y se debe tener en cuenta la edad, el sexo y el tipo de piel del paciente.

Igual que otros tratamientos, la presoterapia cuenta con una serie de beneficios, como la mejora de la circulación sanguínea favoreciendo el drenaje linfático, facilitando la pérdida de volumen y eliminando toxinas. También perfila y moldea el cuerpo eliminando la celulitis, las zonas de grasa y la sensación de piernas cansadas, reduce el contorno, reafirma la piel y estimula el sistema circulatorio. Pero antes de someterte a una sesión, debes saber cómo funciona. El equipo consta de unas botas, llamado también traje neumático, donde se ponen las piernas, el especialista regula la presión de las mismas y se genera un masaje que interviene en los edemas crónicos, linfáticos o venolinfáticos. Se puede trabajar con programas a nivel fisiológico, activando las zonas con mayor retención como la zona lumbo-zacra, trocánteres y piernas, y suele complementarse con masajes manuales.

#9 Hilos tensores

Los hilos tensores, o también llamados hilos mágicos, son un tipo de lifting que produce efectos en la piel prácticamente inmediatos, pues su objetivo principal es luchar contra la flacidez corporal en zonas como los antebrazos, el abdomen y el cuello. Es un tratamiento novedoso que consiste en unos hilos tensores, insertados en la dermis, que generan una fibrosis a su alrededor induciendo el autolifting biológico. Por ello, en algunos casos se recomienda al paciente someterse antes a otros tratamiento que generen la producción de colágeno. Los hilos hacen de guía al colágeno para que a las zonas deseadas y una vez realizada la sesión, se genera un edema que desaparecerá posteriormente, por lo que según el grado de flacidez y zona a tratar, se aconseja realizar una nueva sesión 2 o 3 meses después, aunque el tratamiento suele durar de 12 a 18 meses en función de la piel, la edad, el grado de flacidez y la evolución del paciente.

Se aplica al poner una crema anestésica en la zona a tratar durante 20 minutos, luego se retira la anestesia y se produce la infiltración del hilo para conseguir el efecto tensor. Estos hilos son de polidioxanona y se insertan en la dermis para inducir el autolifting y generar unos hilos naturales de colágeno. Además, su aplicación cuenta con una serie de ventajas como estimular el rejuvenecimiento de la piel, activar la creación de colágeno, elevar las estructuras corporales, redefinir el contorno del óvalo facial y evita la caída de la piel. Es un tratamiento poco invasivo que no genera alergias ni rechazos, casi indoloro, reabsorbible y biocompatible.

#10 Hidroxiapatita cálcica

La hidroxiapatita cálcica es un activo que se considera un estimulador del colágeno de la piel, que está compuesto por micropartículas exclusivas de hidroxiapatita de calcio suspendidas en un gel acuoso. Su componente es igual al mineral de los huesos y dientes, por lo que es biocompatible. A la hora de inyectar esta sustancia, se inicia un proceso llamado neocolagénesis o producción de colágeno, que se encarga de estimular al cuerpo para que genere colágeno y promueva el crecimiento en la zona inyectada. El efecto es progresivo y el resultado se puede ver después de unos 4 meses, pues su función principal es aumentar el volumen facial para darle un aspecto suave y natural a la piel. Este tratamiento se aplica añadiendo crema anestésica en la zona durante 30 minutos, luego se infiltra el producto realizando vectores en contra de la gravedad y se masajea la zona tratada.

Además, este procedimiento cuenta con una serie de beneficios a destacar, pues no solo permite rellenar zonas que han perdido volumen o darle un efecto corrector para obtener unos resultados suaves y naturales, sino que dura aproximadamente 2 años, el relleno se absorbe poco a poco, estimula el colágeno de la piel, no contiene sustancias animales, careciendo así de posible riesgo de reacción alérgica o de pruebas de sensibilidad antes del tratamiento. Y se puede aplicar en la nariz, las mejillas y pómulos, la línea de la mandíbula, los surcos nasogenianos, el pliege sublablal, el mentón, las líneas de marioneta y las ojeras, u otras zonas, pero no sin antes ser estudiado por un especialista.

#11 Reafirmante de glúteos

El reafirmante de glúteos es un tratamiento médico-estético que consiste en la inyección de partículas de PLLA (Ácido Poli-L-Láctico) que penetran en las capas de la piel, activando la producción de colágeno y se desencadena una reacción que regenera los tejidos, corrigiendo las imperfecciones. Su finalidad es conseguir un mayor volumen de los glúteos, mejorándolos y corrigiéndolos, realzar las curvas y mejorar la textura de la piel, pudiendo también tratar la celulitis. Además, está recomendado para hombres y mujeres adultos que no quieran someterse a cirugías. Los resultados son graduales y se mantienen hasta 2 años, no es invasivo y no posee efectos secundarios. Se puede aplicar en los glúteos, pero también en los pómulos, el mentón, el cuello, el escote o los muslos, entre otros.

Es un tratamiento seguro en el que se previenen los efectos de la cirugía de elevación de glúteos, no requiere de anestesia y el riesgo de infección es mínimo. El paciente obtiene un tiempo mínimo de recuperación, pudiendo presentar una ligera hinchazón y un leve enrojecimiento en la zona que se ha tratado, y los resultados son duraderos gracias a la creación de colágeno natural del organismo. Una vez finalizado el tratamiento, para evitar la formación de nódulos es necesario masajear la zona durante 10 minutos dos veces al día durante 2 semanas. Debe aplicarse una bolsa de hielo envuelta en una tela durante 35 o 45 minutos y si hubiese molestias, se recomienda tomar paracetamol. También debe evitarse el uso de cremas, exfoliantes o aceites corporales durante las primeras 24 horas, así como la actividad física, la exposición en saunas y piscinas, y la exposición solar.

#12 Masaje base circulatorio

El masaje base circulatorio es una técnica que consiste en la activación del riego sanguíneo y linfático, favoreciendo el intercambio celular. Se realiza un masaje relajante con aceites que mejoran la circulación, pues se movilizan los líquidos corporales de forma que los nutrientes lleguen a las células y las toxinas alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas. Está específicamente recomendado para personas que padecen insuficiencia venosa, mujeres embarazadas o en casos en los que se requiere de drenaje. A su vez, también mejora la celulitis y la retención de líquidos, y reafirma y combate la relajación cutánea. Además, se aplica con la ayuda de aceites esenciales que abren los canales linfáticos, eliminando la sensación de pesadez, y las sesiones duran un total de 60 minutos. Por otro lado, tras finalizar la sesión, se recomienda seguir una dieta equilibrada, realizar ejercicio, no usar ropa ajustada y utilizar cremas anticelulíticas y tomar drenantes vía oral, recomendados por el especialista.

Tratamientos estéticos dentales para hombre

tratamientos estetica hombre facial corporal dental belleza

Uno de los tratamientos estéticos para hombre que más suele pasar desapercibido, es el tratamiento dental. Una sonrisa perfecta es imprescindible a la hora de mantener relaciones interpersonales o sociales, pues es estéticamente agradable hablar y sonreír mostrando una buena salud dental, pero también es necesario gustarse a uno mismo. Tener los dientes es solamente un reflejo de salud, además de una prevención de patologías mayores a largo plazo. Por ello, a continuación, te explicamos cuáles son los tratamientos estéticos dentales para hombre más demandados:

#1 Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico que consiste en eliminar todas las manchas que puedan tener los dientes, producidas por causas naturales o por factores externos como la cafeína o la nicotina. El esmalte dental cuenta con una serie de pequeños poros que, con el paso del tiempo, dejan pequeños depósitos orgánicos que causan las manchas o la decoloración de la dentadura. Con este tratamiento, se consigue cambiar el tono del color de los dientes, dejándolos más blancos, luminosos y devolviéndoles su brillo natural. Además, suele durar unos 30 minutos aproximadamente.

Sin embargo, el blanqueamiento cuenta con una serie de desventajas, pues se puede producir una sensibilidad dental tras el tratamiento y mayor sensibilidad en la encía, además de que no es un tipo de tratamiento que dure para siempre. También es importante que exista un diagnóstico previo, pues no todos los pacientes pueden hacérselo, sobre todo si supone un peligro para sus encías, o posee los dientes o los tejidos blandos. Por otro lado, es indoloro, rápido y ofrece ventajas como el aumento de la autoestima, una mejora de la imagen personal y da un aspecto más rejuvenecido al paciente. Hoy en incluso puedes blanquearte tu mismo los dientes en casa con infinidad de productos, aunque siempre te recomedaremos que acudas a un profesional.

#2 Carillas dentales

Las carillas dentales son un tipo de tratamiento dental que consiste en la implantación de fundas estéticas que se colocan sobre los dientes del paciente para simular una mejor apariencia, pero en ningún momento sustituyen al diente en cuestión. La carilla cambia la forma y el color del diente para conseguir una sonrisa perfecta, pero todo depende del material con el que se haya realizado. Además, dependiendo del resultado que busque el paciente, es más recomendable un tipo de carilla u otro, por ello es importante que conozcas los dos tipos de carillas dentales que existen, que son:

  • Carillas de porcelana: Son pequeños recubrimientos fabricados de porcelana que se colocan en la superficie del diente. Ofrecen un resultado mucho más natural y realista, es más resistente a las manchas y el material reacciona ante la luz como un diente real. Sin embargo, este tipo de carillas requiere de varias sesiones en el dentista, pues es necesario sedar al paciente al tener que limar el diente, y es probable que sienta una ligera sensibilidad dental que debe reducirse con el paso de los días, y si no es así, acudir nuevamente con el especialista para que revise el estado bucal. Por otro lado, suelen durar entre 10 y 15 años si se cuidan adecuadamente.

  • Carillas de composite: Están hechas con una mezcla de resina sintética que se coloca en el diente y se realiza en la consulta directamente sobre él, por lo que se colocan en una sola sesión. Tras aplicar el composite, se moldea el material para darle la forma y el tamaño deseado, y para endurecerlo se requiere de una lámpara de fotopolimerización; finalmente, se adaptan a las piezas dentales. Estas son más económicas y no invasivas, se pueden arreglar con facilidad y son recomendables para quienes no quieran limar sus dientes. Además, duran entre 5 y 15 años según el cuidado pero se manchan más rápido.

La duración de las carillas dentales varía según cómo las cuides, pues debes mantener una buena higiene oral, controlar los problemas de bruxismo (si posees), evitar morder alimentos muy duros, tener cuidado con las manchas o visitar al dentista regularmente. Además, tienen una serie de ventajas como que son biocompatibles y resistentes, ofrecen resultados rápidos, no se diferencian de los dientes naturales, mejoran la calidad de vida y suben la autoestima del paciente. Sin embargo, no son para cualquier persona, pues se debe poseer un buen estado de salud dental.

#3 Implantes dentales

Los implantes dentales son un tipo de tratamiento que consiste en reponer los dientes perdidos. Un implante es un tornillo de titanio que se introduce en el hueso maxilar, sobre el que se colocarán más tarde las coronas o prótesis que sustituirán el aspecto y la funcionalidad del diente. El 95% de estos implantes son biocompatibles y permiten la osteointegración, lo que viene siendo la fusión con el hueso, y para aquellas personas que sufren alergia al titanio, existen implantes de zirconio aunque no son tan versátiles al realizarse una pieza única en vez de dos. Por otro lado, a la hora de sustituir una pieza, se utilizan prótesis en el caso de existir la ausencia de varios dientes contiguos, o coronas si la ausencia es solamente una pieza que se coloca sobre el implante, por lo que es importante que conozcas los tipos de prótesis y coronas sobre implantes dentales que existen, y son las siguientes:

  • Prótesis removibles sobre implantes: Este tipo de prótesis, también conocida como prótesis mucosoportada, se coloca sobre los implantes, pero el paciente tiene la completa libertad de retirarla para poder limpiarla y realizar una higienización. Normalmente se colocan en pacientes que carecen de dentadura.

  • Prótesis fijas sobre implantes: Este tipo de prótesis se coloca sobre el implante, suelen estar hechas de porcelana porque le da un aspecto muy similar al de un diente natural. No se retiran para su limpieza y tampoco se mueven al comer ni masticar.

  • Corona de metal-porcelana: Este tipo de corona se recomienda para dientes situados en la parte posterior de la boca del paciente, y suelen ser más económicas. El interior de esta corona está hecho de metal y se encuentra recubierto de porcelana para poder imitar el diente natural, sin embargo poseen poca translucidez. En el caso de producirse retracciones en la encía, se puede observar un arco metálico en el borde del diente.

  • Corona de zirconio: Este tipo de corona se compone de zirconio al cien por cien, es un material biocompatible, que ofrece un resultado meramente estético y translúcido. Son los más comunes para los implantes ubicados en posiciones frontales de la boca del paciente, por lo que su coste es más elevado.

Aquellas personas que deciden lanzarse a colocarse implantes dentales para recuperar los dientes que han perdido, se ven rodeados de grandes beneficios, no solo estéticos, sino también prácticos. Se recupera la funcionalidad completa de la boca y una buena sonrisa, puedes hablar y pronunciar sin dificultad, masticas adecuadamente, mejora la digestión de los alimentos y su sabor, son más cómodos, ofrecen durabilidad y una mejor fijación al estar fusionados con el hueso. Pero al igual que hay que saber todo esto, el paciente debe conocer de primera mano cuáles son las fases del tratamiento de los implantes dentales, que siguen este orden:

  • Estudio implantológico: En este estudio, se realiza una evaluación personalizada del caso del paciente donde se analiza la mordida y la forma de la boca, entre otras cosas. Se realizan radiografías que pueden tener incluso escáneres en 3D o tomografía axial computerizada (TAC). Esto ayudará a saber cómo posicionar adecuadamente el implante en el hueso.

  • Colocación de los implantes: La cirugía comienza aplicando anestesia en la zona indicada, luego se prepara el hueco donde se alojará el implante mediante una secuencia de fresas que se introducen de menor a mayor. Tras esto, se coloca el implante y, en el caso de ser necesario, se cierra la herida con puntos de sutura.

  • Integración del implante con el hueso y tejidos: Una vez finalizada la cirugía, la fusión del implante de titanio con el hueso requiere de 2 a 6 meses, y después se colocará sobre él lo necesario de forma definitiva.

  • Colocación de las prótesis dentales: Cuando el implante se ha integrado adecuadamente, se cogen impresiones para fabricar los nuevos dientes, se realizan pruebas para garantizar la estética y funcionalidad de las piezas, y después se colocan de forma cementada o atornillada al implante.

  • Férula de descarga: Para poder proteger el desgaste de las implantes o las prótesis, es recomendable utilizar una férula de descarga, ya que los implantes carecen de ligamento periodontal y no permiten la amortiguación al masticar, y las prótesis pueden sufrir sobrecargas.

  • Mantenimiento e higiene: Cuando se finaliza todo el proceso, es importante mantener una higiene bucal constante y diaria, incluyendo el uso del hilo dental. Después, se requiere visitar regularmente al odontólogo y al higienista para confirmar que la operación fue un éxito y que el implante, y lo que se haya colocado sobre él, es estable.

#4 Ortodoncia

La ortodoncia forma parte de la rama de la odontología que estudia, previene y corrige problemas dentales como puede ser la desviación en la posición de los dientes, apiñamientos o diastemas (espacios entre los dientes), la forma de las arcadas dentales o problemas de mordida, entre otros, con el fin de restablecer el equilibrio entre la forma y función de la boca del paciente, mejorando también su estética facial. También afronta problemas como la corrección de las alteraciones en la mandíbula, el maxilar superior o la cara, y trastornos funcionales de la masticación. Por eso, existen diferentes tipos de ortodoncia, en función de la técnica, el coste y el material utilizado, que son los siguientes:

  • Ortodoncia invisible: Este tipo de ortodoncia consiste en un conjunto de férulas transparentes que se ajustan individualmente a cada uno de los dientes. A simple vista, son invisibles y muy cómodas, pues el movimiento de los dientes es mucho más suave. Además, se pueden retirar para limpiarlas, por lo que es muy sencillo mantener una higiene bucal adecuada.

  • Ortodoncia lingual: Este tipo de ortodoncia tiene como peculiaridad que los brackets se colocan en la parte trasera de los dientes, por lo que son invisibles hacia fuera y no ofrecen dificultades al hablar o masticar. Estos se fabrican de forma personalizada para cada paciente y es la solución más estética de todas pero no la más económica.

Por otro lado, existen los brackets, que son un conjunto de piezas unidas por un arco que se adhieren a la parte frontal de los dientes del paciente. En este caso, se diferencian muchos tipos de brackets en función del material utilizado y del coste total, ya que poseen grandes diferencias entre unos y otros. Por esta misma razón, a continuación, te vamos a detallar cuáles son los tipos de brackets que existen según su material:

  • Brackets metálicos: Estos brackets están hechos de acero y son resistentes a la oxidación y la humedad. Son los más habituales, además de los más económicos, pero son los menos estéticos.

  • Brackets cerámicos: Estos brackets son de un color blanco opaco, son más estéticos que los metálicos pero la funcionalidad es la misma. No se tiñen con el paso del tiempo, como es el caso de los brackets de resina.

  • Brackets de resina o policarbonato: Estos brackets son más estéticos al ser transparentes, y dentro de los brackets estéticos son de los más económicos. Con el tiempo pueden deformarse o teñirse, por lo que se utilizan en tratamientos cortos.

  • Brackets de zafiro: Estos brackets también son transparentes, por lo que son invisibles y discretos, ya que muestran el color del diente y no se tiñen ni cambian de color.

  • Brackets autoligables metálicos: Con respecto a los brackets convencionales, los brackets con autoligado evitan el uso de gomas elásticas para ser unidos con el arco, ya que poseen un mecanismo de chip que genera menos fricción.

  • Brackets autoligables estéticos: Este tipo de brackets ofrecen una mejor apariencia, al ser fabricados con cerámica, pues son más discretos y permiten que se vea con claridad el color de los dientes.

Al igual que los implantes, la ortodoncia posee una serie de ventajas que todo paciente debe conocer antes de someterse a este tratamiento. No solo mejora la digestión, la sonrisa, la higiene bucodental o el desarrollo de la boca, sino que también evita dolores de cabeza y oído, contracturas, evita el desgaste de los dientes y previene posibles problemas bucodentales como la periodontitis. Aunque obviamente también se debe tener en cuenta cuáles son las fases por las que pasa el tratamiento de la ortodoncia, que son:

  • Estudio de la ortodoncia: A la hora de realizar el estudio, deben hacerse radiografías, fotografías y una cefalometría para poder planificar el tratamiento de forma personalizada, recomendando la ortodoncia que mejor se adapte al caso del paciente.

  • Colocación de la ortodoncia: Tras la planificación, se coloca la ortodoncia y se recomiendan los hábitos y prácticas que el paciente debe seguir a rajatabla diariamente, sin excepción.

  • Revisiones periódicas: En las revisiones se valora el avance de la ortodoncia y se ajustan los elementos necesarios para brindarle mayor eficacia. Su duración varía según el tratamiento pero suele durar entre 6 meses y 3 años.

  • Retirada de la ortodoncia: Tras alcanzar los objetivos establecidos antes de colocar la ortodoncia, esta se retira completamente y se realiza una limpieza bucal para garantizar la higiene.

  • Colocación de retenedores: Por último, se colocan unos retenedores de forma continua durante los 3 primeros meses y después de forma parcial, ya que los ligamentos de los dientes deben asimilar el cambio.

#5 Gingivoplastia

La gingivoplastia es un tipo de cirugía periodontal muy similar a la gingivectomía, que se encarga de devolver el contorno de la encía cuando se ha perdido la bolsa periodontal, por lo que es un proceso meramente estético. Esta se realiza con un bisturí de forma manual, con medios mecánicos o con electrodos, dependiendo de las necesidades y particularidades de cada paciente. Lo primero es pulir los bordes de las encima para darles la forma que se desea, luego se contornean los márgenes para reducir su tamaño y dejar una mayor superficie dental, y se termina dando forma a los dientes para que tengan una mejor apariencia. Pero antes de someterte a la cirugía, es imprescindible que valore tu caso un profesional y te realices una limpieza bucodental, ya que el resultado final pretende dar mayor luminosidad y un efecto de limpieza a los dientes. Es un procedimiento simple que se realiza con anestesia local, y suele combinarse con la gingivectomía para ofrecer una mejor solución estética y obtener una sonrisa gingival perfecta.

#6 Gingivectomía

La gingivectomía es un tipo de cirugía periodontal que se centra en las encías y consiste, principalmente, en eliminar el tejido gingival para recudir las bolsas periodontales, siempre y cuando el hueso no se vea afectado directamente. Se realiza la escisión y supresión del tejido gingival lesionado mediante anestesia local. Una vez anestesiada la zona, se usa una sonda para localizar las bolsas periodontales, se analizar para determinar su profundidad, se marcan y se hace una incisión hasta el punto deseado, pero nunca dejando el hueso de soporte al descubierto. Luego se realiza otra incisión para separar los tejidos enfermos y se extraen con cuidado, eliminando todo hasta que la raíz queda limpia en su totalidad. Finalmente, se cubre la zona tratada con cemento periodontal que facilita la cicatrización y suele durar una o dos semanas, aproximadamente, estando el tejido reparado en cuestión de dos meses.

Normalmente este tipo de tratamiento quirúrgico, se utiliza en aquellos pacientes que sufren una inflamación considerable en las encías que, a su vez, produce un crecimiento de los tejidos. También suele ser necesario para aquellas personas que se hayan sometido anteriormente a una endodoncia y se presente un agrandamiento de la bolsa periodontal. Además, es una intervención sencilla que goza de buena cicatrización y una mejora de la estética, pero la recuperación puede resultar dolorosa a corto plazo. Y en el caso de que el hueso quede expuesto o se pierda la encía, puede causar sensibilidad dental y sangrado, por lo que es recomendable mantener una buena salud bucodental y acudir al especialista regularmente.

#7 Peeling gingival

El peeling gingival, también conocido como blanqueamiento de encías, es un tratamiento sencillo que consiste en eliminar las manchas de melanina, pues es el activo responsable del oscurecimiento de las encías, retirando las capas del epitelio dañado, logrando que recuperen su tono rosado. Es un proceso que se realiza bajo anestesia local y con bisturí, y ofrece una rápida recuperación. Suele ser un tratamiento complementario al blanqueamiento dental, sobre todo si buscas tener una sonrisa perfecta al cien por cien. Por otro lado, para poder evitar que tus encías se oscurezcan con el paso del tiempo, aunque pueda llegar a ser inevitable, se recomienda evitar el uso del tabaco y mantener una buena higiene bucodental, entre otros.

Tratamientos estéticos capilares para hombre

tratamientos estetica hombre facial corporal capilar belleza

Aunque todos los tipos de tratamientos estéticos anteriores son de suma importancia, no son los únicos, pues los tratamientos capilares también se encuentran en auge en el ámbito estético en el que poco a poco se van incorporando nuevas técnicas. Los problemas capilares se deben, en mayor medida, a tus hábitos, la edad o a factores genéticos, pero se puede intentar controlar siguiendo un adecuado cuidado del cabello. Por esta misma razón, te detallamos cuáles son los tratamientos estéticos capilares para hombre más demandados:

#1 Mesoterapia capilar

La mesoterapia capilar es un tratamiento preventivo y de mantenimiento frente a la alopecia, siempre y cuando no esté asociada a patologías como pueden ser lupus, parasitosis o neoplasias. Es un tratamiento de estimulación que se lleva a cabo mediante pequeñas inyecciones indoloras y subcutáneas que activan biológicamente las células capilares. Dichas inyecciones están compuestas por varios activos como vitaminas, minerales, coenzimas, ácido hialurónico, aminoácido, ingredientes específicos para el crecimiento y antioxidantes que se encargan de equilibrar y nutrir el cuero cabelludo. Además, se puede complementar con el uso de un champú especial anticaída y varias sesiones de PRP (Plasma Rico en Plaquetas) para poder potenciar el efecto.

Por otro lado, el número, la frecuencia y la duración de las consultas y sesiones es orientativo, pues depende de factores como la edad, el sexo, la patología a tratar o el tipo de piel, aunque lo más habitual suele ser una o dos sesiones por semana durante tres meses y una vez alcanzados los objetivos establecidos, el paciente puede solicitar más sesiones durante otros tres meses pero con una frecuencia entre 15 y 30 días. Es un tipo de tratamiento que se centra en mejorar la calidad del cabello y su densidad, por lo que es válido para personas con un cuero cabelludo con problemas generados por el sol, la descamación, la poca densidad, etc. Sin embargo, no es recomendable para personas con problemas de calvicie.

Además, entre sus beneficios destaca frenar la alopecia, reducir la caída del cabello y aumentar su grosor, reparar las fibras dañadas por el uso de secador o plancha, potenciar su crecimiento gracias a los compuestos activos, disminuir la grasa, la inflamación y la descamación, sobre todo en cueros cabelludos irritados o excesivamente grasos; revitalizar el cabello desde la raíz, e incluso aumentar la creación de queratina, pues es un compuesto esencial para aportarle mayor resistencia al cabello. Además, este tratamiento se encarga de darle más brillo y vitalidad al cabello gracias a los minerales y las vitaminas.

#2 Micropigmentación capilar

La micropigmentación capilar, también llamado tricopigmentación, es una técnica que se basa en la inyección de pigmentos bajo la piel, normalmente en el cuero cabelludo, a una profundidad entre 0'25 y 1'75 milímetros que otorgan una tonalidad a la piel similar al color del pelo, con el objetivo de ofrecer una mejor apariencia en aquellas zonas donde se presente la alopecia  Aunque bien es cierto es que esta técnica nació siendo de carácter reconstructivo como alternativa al trasplante capilar para personas que lo necesitaban tras finalizar un tratamiento o una cirugía invasiva, pues es mucho más económica. Y en este caso, se lleva a cabo en personas que sufren una caída de pelo irreversible y con poca densidad capilar.

Además, es un procedimiento ambulatorio que se realiza en unas dos o tres sesiones de una y dos horas de duración. No es indoloro, pues se aplica anestesia local, y se utiliza tanto en hombres como en mujeres, aunque es más habitual en hombres. El paciente debe estar informado del funcionamiento de la técnica, y si padece una enfermedad contagiosa a través de la sangre, debe comunicarlo, pues el tratamiento incluye el uso de agujas. También se puede realizar en zonas como el pecho, las cejas o los labios, pues se trata de un tipo de tratamiento que posee efectos no permanentes, por lo que puede durar entre dos o tres años según la calidad de la piel.

Una vez se haya realizado la micropigmentación, el paciente sufrirá una ligera inflamación en el cuero cabelludo, e incluso es posible que algunos poros expulsen una parte de la tinta introducida. Durante los primeros días, el cuero cabelludo genera automáticamente una pequeña costra de un tono más oscuro, pero una vez se caiga se irá aclarando. Alrededor de unas tres semanas, se empieza a generar el colágeno necesario para que el cuero cabelludo comience a curarse, y tras unos 10 o 20 días se consigue el efecto deseado.

También tienes la opción de probar algo menos invasivo como las fibras capilares, que son un producto cosmético utilizado mundialmente por millones de hombres que sufren de alopecia. Es tan sencillo como aplicar las fibras capilares sobre el pelo para que se queden fijadas y verás resultados desde el primer segundo de aplicación. El producto puede eliminarse fácilmente con champú y no tiene contra indicaciones. Eso sí, no es algo duradero en el tiempo.

#3 Implante capilar (microinjerto)

El implante capilar, también conocido como microinjerto capilar, es un tratamiento muy demandado por pacientes que sufren alopecia. Es una técnica que ofrece unos resultados muy satisfactorios y naturales, permitiendo recuperar la presencia de pelo en zonas donde se había perdido. Además, es aplicable tanto en hombres como en mujeres. Se trata de una cirugía de alta precisión que requiere de un buen nivel de destreza y experiencia del equipo médico, ya que debe llevarse a cabo de forma minuciosa con anestesia local. Consiste en la extracción de unidades foliculares de otra zona del cuero cabelludo mucho más poblada y es implantada donde hay carencia de pelo o poca densidad.

Se trata de una cirugía de carácter ambulatorio que ofrece un postoperatorio rápido y cómodo. Debe ser personalizado, guiado por dermatólogos expertos y se encarga, principalmente, de recuperar la densidad pilosa en la zona afectada por la alopecia. Se recomienda seguir un tratamiento de refuerzo para incrementar la vitalidad del crecimiento del pelo implantado sometiendo al paciente a sesiones de láser de baja potencia. Por otro lado, existen tres técnicas distintas para poder realizar el implante capilar, y son las siguientes:

  • Técnica FUE (Follicular Unit Extraction): Esta técnica es una de las más frecuentes, pues consiste en la extracción de unidades foliculares de la zona donante, que normalmente es la zona occipital y temporal, mediante un punch de un fino diámetro. Las unidades extraídas se clasifican por tamaño y se colocan mediante un patrón natural en la zona receptora. No deja cicatrices perceptibles, por lo que permite llevar el pelo corto o rapado.

  • Técnica FUT (Follicular Unit Transplantation): La extracción de pelo mediante la técnica de tira se realiza con la resección de una tira completa de cuero cabelludo de la zona donante. Una vez extraída dicha tira, se sutura la zona donante y la tira se divide en varias unidades foliculares de 1, 2, 3 y 4 pelos para ser clasificadas antes de ser implantadas.

  • BHT (Body Hair Transplatation): Esta técnica consiste en la extracción de unidades foliculares de otras zonas donantes con pelo, incluso aquellas zonas corporales con una cantidad abundante de pelo. Esta extracción se lleva a cabo mediante la técnica FUE, por lo que solo es recomendada cuando las zonas donantes más habituales tienen escasa densidad de pelo.

#4 Láser capilar

El láser capilar, también conocido como láser de baja potencia o en inglés Low Level Light Therapy (LLLT), es un tratamiento que consiste en la aplicación de un dispositivo láser sobre las zonas despobladas o amenazadas del cuero cabelludo del paciente. Este láser actúa sobre los tejidos del cuero cabelludo favoreciendo el riego sanguíneo y estimulando la producción de pelo en los folículos pilosos, que son las cavidades cutáneas donde crece el pelo. Este tratamiento contribuye con el crecimiento del cabello al atravesar la piel, facilitando la llegada de nutrientes, sangre y oxígeno, y eliminando toxinas y posibles obstrucciones que se encuentren dentro del folículo.

Este tipo de tratamiento no requiere de intervención quirúrgica, pues se trata de una solución poco intrusiva para tratar la alopecia, y es una alternativa que funciona muy bien para aquellas personas que están tratándose con Filasterina o Minoxidil y no les responde el tratamiento de forma adecuada. Además, es eficaz contra la caída del cabello como monoterapia o actuando como complemento de otros tratamientos en periodos de recuperación. Es indoloro, está recomendado tanto para hombres como para mujeres, y sus resultados se hacen visibles entre la tercera y la quinta sesión, pudiendo encontrar una disminución de la caída del pelo y su debido crecimiento, y un mayor volumen y textura.

#5 Plasma rico en plaquetas (PRP)

El plasma rico en plaquetas o PRP, es un tratamiento muy novedoso que se encarga de tratar la alopecia gracias a su gran eficacia en cuanto a la regeneración capilar. Es recomendado tanto para hombres como para mujeres que padecen de una calvicie leve, pues fortalece los folículos pilosos favoreciendo el crecimiento y previniendo su caída. Consiste en la preparación de un plasma autólogo (extraído del paciente) que, aplicado en el cuero cabelludo y sus debidas lesiones, favorece la regeneración de los tejidos. Además, se utiliza como mesoterapia capilar, tratamiento estético facial rejuvenecedor y en cicatrices derivadas del acné, y como tratamiento para la cicatrización de heridas como las lesiones en articulaciones, tendones y músculos.

Por otro lado, la técnica es muy sencilla. Consiste en extraer una muestra de sangre del paciente para separar los componentes de la sangre. Luego se toma la porción correspondiente al plasma y se coloca en la dermis del cuero cabelludo, realizando pequeñas inyecciones con una aguja fina, estimulando la formación de colágeno y elastina, la regeneración celular y la vascularización en el folículo piloso. De esta manera, se fortalece el grosor del pelo en fase de crecimiento, aumentando el número y nutriendo las fibras ya existentes. Además, cabe destacar que el paciente puede volver a sus actividades habituales y se puede combinar con otras técnicas para incrementar los efectos del tratamiento.

#6 Mesoterapia capilar con Dutasteride

La mesoterapia capilar con Dutasteride es un tratamiento antiandrógeno que se encarga de inhibir la acción de hormonas como la testosterona, disminuyendo la vitalidad del pelo, siendo la causa principal de la alopecia androgenética tanto en hombres como en mujeres. El Dutasteride es un antiandrógeno que inhibe la acción de dichas hormonas sobre el folículo pilos y bloquea el efecto de atrofia en el pelo. Puede administrarse de forma oral o mediante la microinfiltración en el cuero cabelludo justo en la raíz, ya que suele evitarse el riesgo de sufrir efectos secundarios. Además, el objetivo es detener la caída del pelo y reactivar el folículo piloso en casos diagnosticados de alopecia androgenética.

La alopecia androgenética consiste en el debilitamiento y atrofia del folículo piloso y del pelo, producido por los andrógenos.

El tratamiento puede realizarse mediante la aplicación previa de anestesia local, aplicando pequeñas infiltraciones de Dutasteride con una aguja fina en el cuero cabelludo para facilitar el activo del antiandrógeno en la zona de los folículos afectados, actuando directamente en la raíz del pelo. La separación entre una punción u otra, es de unos 0'3 cm en horizontal y 1 cm en vertical, y la sesión suele durar unos 20 minutos. Además, es mínimamente invasivo y de carácter ambulatorio, por lo que no requiere de intervención quirúrgica. Es eficaz, puede combinarse con otros tratamientos y se realiza durante 3 o 4 sesiones anuales, según el caso del paciente y su evolución.

Conclusión: Escoge el tratamiento de estética para hombre que más se adapte a tus necesidades

Elegir el mejor tratamiento estético para hombre no es complicado, siempre y cuando se tenga presente el por qué de querer mejorar tu estética y bienestar. No solo porque la medicina estética cubre una amplia variedad de campos que siguen creando nuevas técnicas cada vez más innovadoras, sino porque el cuidado masculino se ve influenciado por varios factores clave como el acné en la piel facial o problemas capilares como podría ser la alopecia o la caspa, entre otros. Recuerda que un buen tratamiento estético puede ayudarte a lidiar con esos problemas que te producen quebraderos de cabeza, pero también a generar una alta autoestima, por lo que te recomendamos que acudas a un centro de medicina estética y siempre escojas el tratamiento que mejor se adapte a ti y a tus necesidades, sin importar el coste de inversión, pues la salud es lo primero.

¿Qué te ha parecido nuestra guía sobre tratamientos estéticos para hombre? ¿Has utilizado o utilizas en la actualidad alguno de los que aquí te indicamos? ¿Crees que nos hemos dejado alguno? ¿Tienes alguna experiencia que contar? ¿Te has quedado con alguna duda o pregunta? Entonces te pedimos que dejes un comentario. Da igual que sea un simple gracias, nos alegraremos mucho de leerlo y responderlo.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 451

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Consejos de Belleza para Hombre


Que los hombres cada día se cuidan y acicalan más no es un invento nuestro, es una realidad. El comienzo del “hombre nuevo” ha significado un cambio a mejor en los hombres para que luzcan lo mejor posible, pero, para que eso ocurra, es necesario cómo. En esta guía para hombre te damos cientos de consejos para que te cuides y mejores tu look interior y exterior.
Ir a la guía

Publicado por MensandBeauty


Somos un equipo de personas interesadas en el mundo de la belleza, la moda, el lifestyle, las relaciones y la pareja, el fitness, la tecnología y la gastronomía para el hombre. Desde nuestro conocimiento y experiencia queremos traerte consejos, trucos y guías, además de los mejores productos y servicios de belleza y cuidado personal para hombre, para que tu mismo puedas aplicarlos tanto en tu vida personal como profesional y que estés mejor por dentro y por fuera.

Contenidos relacionados


Comentarios (0)


Nadie se ha animado a hacer un comentario ¿Quieres ser el primero?