alopecia calvicie caida de pelo hombres que es causas tratamientos

Alopecia: Tipos, Causas y Tratamientos para Evitar la Caída del Pelo

En Belleza, Tratamientos por Mens&BeautyLeave a Comment

¡No te engañes! El cabello o pelo forma parte del atractivo físico tanto en hombres como en mujeres. A la gran mayoría nos gusta lucir un cabello abundante y brillante, ya que este mejora la apariencia y da una mejor imagen estética. Sin embargo, un gran porcentaje de personas tienen que luchar contra la caída del pelo, que es uno de los problemas capilares más comunes y difíciles de tratar. De hecho, la consulta por tratamientos capilares gana por goleada en los hombres.

alopecia calvicie caida de pelo hombres que es causas tratamientos

El estrés, la mala alimentación y la vorágine con la que se vive a diario son las principales causas de caída del cabello, más allá de lo hereditario. Y para la alopecia, muchos son los programas que se ofrecen. El avance de la tecnología está haciendo que sean cada vez más eficientes, ya que combinan distintos procedimientos que ayudan a detener la caída, recuperar y fortalecer el cabello. De todas maneras, cada paciente es único y los tratamientos para la caída del pelo deben individualizarse, por lo que siempre recomendamos ir al especialista para realizar un diagnóstico correcto a partir de la historia clínica y un examen adecuado del cabello con microcámara.

El ciclo de vida del pelo y por qué se cae

El pelo forma parte de tu cuerpo desde los primeros meses de gestación que es cuando se desarrollan los folículos, desde los que sale una raíz y un tallo que se proyecta hacia el exterior por encima de la epidermis. Dentro de cada folículo se encuentra la glándula sebácea y fibras musculares que se unen a cada pelo. Pero es en la zona papilar, formada por un tejido conjuntivo y vasos sanguíneos, donde se producen los nutrientes necesarios para el crecimiento del pelo.

Pero si tienes bien tus folículos, con los nutrientes necesarios para el crecimiento del cabello, ¿por qué se cae el pelo? Todos los días nacen nuevos cabellos. Y otros se caen, dentro de unos parámetros normales, debido al ciclo de la vida de estos que se renuevan continuamente.  Tenemos entre 130.000 y 150.000 pelos que cubren todo nuestro cuerpo, aunque depende de la zona en la que esté situado el pelo tienen un proceso de crecimiento y caída diferente. Por ejemplo, el cuero cabelludo crece una media de 1 milímetro cada tres días, mientras que el crecimiento de las pestañas es más lento.

La leyenda de que lavarse el pelo todos los días favorece la caída del cabello está muy extendida, pero es falsa. Más bien sucede lo contrario. La grasa ahoga al pelo. Un lavado diario con un poco de champú le va al cabello divinamente. De hecho, uno de los peores enemigos del pelo es el estrés.

La alopecia es la patología que afecta tanto a hombres como a mujeres y que consiste en la ausencia de pelo en una, en varias o en todas las zonas del cuerpo. La caída del pelo puede originarse por tener antecedentes genéticos con esta patología, después de un embarazo, por desarreglos hormonales, por tener enfermedades cuyos tratamientos favorecen la pérdida del cabello (como la pérdida de pelo en enfermos de cáncer) o por falta de vitaminas o nutrientes esenciales para nuestro pelo, entre otras causas.

El ciclo de vida del pelo

En cada ciclo del folículo existen 3 diferenciadas: la de crecimiento o anágena, la de transición o catágena y la de reposo o telógena. La evolución y tiempo de estas fases dependen de la edad de la persona, el lugar donde esté ubicado el pelo y la longitud o grosor del pelo. La matriz capilar es muy sensible a todo tipo de modificaciones en nuestro organismo, por eso los malos hábitos alimenticios, los problemas hormonales, las infecciones, el estrés, las anemias, la contaminación o los abusos de tintes y lacas, entre otros, favorecen la caída del pelo.

Es necesario estar atentos a la aparición de síntomas como la caspa y la grasa en el cuero cabelludo para actuar a tiempo sobre ellos, pues de esta forma se puede prevenir y anticiparse a la caída. Lo mejor es ir a un centro especializado para determinar la presencia de estas anomalías y aconsejarte acerca de los mejores tratamientos preventivos.

Causas de la caída del pelo

Se estima que en el cuero cabelludo hay más de 130.000 hebras de pelo y es normal que al día se caigan de 50 a 100. No obstante, cuando la caída supera este límite, es el momento de empezar a tratarlo, ya que puede avanzar a un problema mayor y llegar a la calvicie. Actualmente millones de personas tienen que lidiar con este problema capilar, ya que son muchos los factores que pueden desencadenarlo. Entre sus principales causas encontramos:

  • Connector.Connector.

    Efectos ambientales

  • Connector.Connector.

    Envejecimiento

  • Connector.Connector.

    Estrés

  • Connector.Connector.

    Consumo excesivo de tabaco

  • Connector.Connector.

    Deficiencias nutricionales

  • Connector.Connector.

    Desequilibrio hormonal

  • Connector.Connector.

    Factores genéticos

  • Connector.Connector.

    Infecciones del cuero cabelludo

  • Connector.Connector.

    Uso no controlado de productos químicos

  • Connector.Connector.

    Ciertos medicamentos

  • Connector.Connector.

    Enfermedades crónicas

  • Connector.Connector.

    Falta de vitaminas

Tipos de alopecia o caída de pelo

La alopecia puede clasificarse en numerosos grupos, según su origen y manifestaciones. La más habitual es la alopecia androgénica, también llamada alopecia androgenética o calvicie común, responsable del 95% de los casos. Es más común en hombres que en mujeres. Otras formas comunes de alopecia son la alopecia areata, cuya característica fundamental es que la pérdida de cabellos no es definitiva y se localiza en un área determinada; la alopecia universal, una extensión de la alopecia areata; y la alopecia cicatricial, que está provocada por una destrucción del folículo piloso. En este caso, se trata de una dolencia irreversible.

Existen muchos tipos de alopecia que son menos frecuentes y que pueden estar originadas por causas genéticas, medicamentos, infecciones cutáneas, traumatismos, deficiencias nutritivas y ciertas enfermedades de la piel, entre otros. El tipo de alopecia es esencial para determinar el tipo de tratamiento y la duración del mismo. Existen diversos, tópicos y orales, para tratar la caída del cabello y prevenir su avance, pero antes es crítico detectar el tipo de alopecia (si es con la ayuda de un especialista mejor). Existen muchos tipos de alopecia con nombres muy raros, por lo que hemos preferido explicarte los más comunes que hemos encontrado en la página web de Svenson para que los entiendas mejor.

Alopecia androgenética y la escala Hamilton-Norwood

La alopecia androgenética, o como comúnmente se le denomina, calvicie común, afecta al 20% de varones a partir de los 20 años. Es la deficiencia capilar más común en los hombres y su incidencia aumenta en un 10% cada década, así pues, el 50% de los varones de 50 años se ven afectados por una caída de cabello androgenética más o menos importante. El riesgo de desarrollar alopecia androgenética o AAG aumenta con una historia familiar positiva en el padre, la madre o el abuelo materno.

Normalmente tras la adolescencia se produce un aumento de hormonas masculinas en la sangre, que en individuos genéticamente susceptibles transforman el pelo duro (pelo terminal) en un pelo más fino (pelo velloso) que con el tiempo dejará de crecer dando lugar a las áreas de calvicie.

El desarrollo típico de la alopecia androgénica comienza en las zonas frontal y superior de la cabeza y es el resultado de una predisposición hereditaria que provoca una caída anormal del cabello debido a la acción de los andrógenos. Más adelante empieza a clarear el pelo por la coronilla, hasta que la calva se extiende por toda la parte superior del cráneo. La alopecia androgenética se produce por la presencia de la enzima 5-alfa-reductasa y la hormona dihidrotestosterona, que son las que provocan la caída del pelo. La enzima convierte la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), que es la que se encarga de que se reduzcan el número de folículos pilosos, haciendo que las membranas del cuero cabelludo se vuelvan rígidas.

Con este proceso, se activan las glándulas sebáceas produciendo grasa en el pelo y en el cuero cabelludo. De esta manera, la estructura folicular se va minimizando y los cabellos nuevos van naciendo cada vez más débiles y más finos de lo normal. Finalmente, esos folículos dejan de funcionar correctamente y el pelo que se cae no vuelve a ser reemplazado por otro, apareciendo las primeras zonas con ausencia de pelo.

Se han realizado muchas investigaciones sobre este tipo de alopecia pero lo único que se ha determinado es que lo que produce la calvicie no es la presencia de un nivel elevado de DHT, sino una tendencia genética que influye sobre la dihidrotestosterona que finalmente debilita el folículo piloso. Aunque la alopecia androgenética afecta en su mayoría a los hombres, también puede desarrollase en las mujeres. Para ambos casos, existen tratamientos especializados para este tipo de alopecia.

escala alopecia androgenetica hamilton norwood

Fue James Hamilton quien en 1951 estableció una primera clasificación basada en la descripción de 8 estadios evolutivos de alopecia y 3 subgrupos. Después, en 1975 O. Norwood revisó esta clasificación e introdujo unas variantes para llegar a una escala más detallada de la alopecia androgenética. A partir de entonces, la clasificación de la calvicie en hombres bajo estos parámetros se ha convertido en referencia obligada para los profesionales que nos dedicamos a los tratamientos capilares. Esta escala, reproducida a continuación, nos permite clasificar los distintos tipos de calvicie y enfocar las distintas pautas terapéuticas. Podemos resumir la escala Hamilton-Norwood para medir la alopecia en hombres en:

  • Connector.Connector.

    Tipo I

    En el primer grado de alopecia existe un retroceso del pelo inapreciable o escaso por la parte frontal. Supone una caída mínima de pelo que se puede solucionar con tratamientos a base de cosméticos.

  • Connector.Connector.

    Tipo II

    En este segundo grado de alopecia la región frontotemporal presenta pequeñas recesiones (entradas) que tienden a ser simétricas. Comienza una leve pérdida del cabello y la densidad disminuye en la parte frontal. Es un buen momento para ir al médico y valorar su importancia.

  • Connector.Connector.

    Tipo III

    Si bien la caída del cabello suele ser mínima, en este tercer grado se considera como calvicie. En el tipo 3V (Vertex)
    la pérdida se empieza a manifestar en la zona de la coronilla y suele dilatarse con el paso del tiempo.

  • Connector.Connector.

    Tipo IV

    En el cuarto grado se amplía la zona sin pelo a toda la zona de la coronilla. La caída de pelo en la zona frontal es superior a la del estado III. Una banda de pelo separa nítidamente las dos zonas calvas. En este grado, la caída de pelo está más acentuada, con escasos (o ningún) cabello en la parte superior de la cabeza.

  • Connector.Connector.

    Tipo V

    En el quinto grado las zonas de la coronilla y de la frente están separadas solamente por una región estrecha. Vista desde arriba, la zona que aún conserva pelo dibuja la forma de una herradura (también en los tipos VI y VII). La franja de cabello que separa las entradas de la coronilla se va estrechando y perdiendo densidad, aunque la calvicie sigue claramente localizada en esas dos zonas.

  • Connector.Connector.

    Tipo VI

    En este grado de alopecia las zonas sin pelo anterior y posterior se juntan y se produce un ensanchamiento de la zona afectada. La calvicie de la coronilla se junta con la de las entradas, creándose una sola zona más amplia despoblada, que se va extendiendo.

  • Connector.Connector.

    Tipo VII

    En el grado más alta de alopecia sólo queda una porción estrecha del pelo original, que se extiende sobre las orejas y se junta en la nuca. La escala de Hamilton supone en este tipo el grado más agudo de calvicie. En él sólo queda una franja de cabello que se prolonga de oreja a oreja por la parte posterior de la cabeza.

Alopecia difusa

La alopecia difusa no anuncia su llegada al verse las entradas, ya que el cabello se vuelve más fino de repente en todo el cuerpo. Es por eso que la alopecia difusa tarda más en ser descubierta. Se caen más cabellos que de costumbre, se arrancan con facilidad, se quedan en los peines y cepillos, los pierdes cuando te duchas o los ves en las almohadas al levantarnos. Se trata con frecuencia de un tipo de grito de ayuda del cuerpo. A veces puede ser una reacción al estrés, a las enfermedades o a las carencias en la alimentación. Los detonantes casi siempre se encuentran en el pasado por ej, una infección, el fin del embarazo o detonantes constantes como el estrés y las depresiones.

La alopecia difusa es la pérdida progresiva y generalizada del cabello que no llega a producir calvicie total. Afecta tanto a hombres como a mujeres. En estos casos, el pelo adquiere un aspecto lacio y sin vida, y se percibe sensación de escasez. Este tipo de alopecia se puede desarrollar, entre otros factores, por causas endocrinas, por medicamentos o por la alimentación. En el primer caso es síntoma de que existen problemas en las glándulas endocrinas, como por ejemplo el hipertiroidismo o el hipotiroidismo, patologías que suelen provocar pérdida difusa del pelo.

Los medicamentos también pueden influir en la caída difusa y en el adelgazamiento del cabello, ejemplo de ello son los anticoagulantes, los tratamientos de quimioterapia, los medicamentos psiquiátricos, los anticonceptivos orales, el exceso de vitamina A y el exceso de carbonato de litio, entre otros. La alimentación es asimismo muy importante para la salud del cabello y para prevenir la alopecia difusa. Si el pelo no tiene los nutrientes necesarios para su desarrollo se vuelve seco, quebradizo y adelgazado. Las raíces del cabello podrán tener hendiduras (donde se fracturarán con facilidad) y los cabellos negros podrán adquirir una coloración rojiza.

Igualmente, algunas enfermedades relacionadas con problemas alimenticios repercuten también en la salud del pelo. Un ejemplo claro es la anorexia nerviosa, que debilita el cabello y provoca su posterior caída. Principalmente, son las deficiencias de hierro, ferritina y zinc en la dieta las que favorecen la pérdida de pelo de manera difusa. Pero, tranquilo, la alopecia difusa se puede prevenir y tratar. Una de las principales vías es seguir una dieta equilibrada para que el cabello obtenga todos los nutrientes necesarios y pueda mantenerse sano.

Al mínimo síntoma que se presente y te haga sospechar que podrías padecer este tipo de alopecia, debes acudir a un especialista para que te haga un estudio. Con un diagnóstico, podrás empezar un tratamiento lo antes posible y evitar que se siga cayendo el pelo. También puedes conseguir que vuelva a salir el que se haya perdido. Hay muchos tratamientos, pero no todos son válidos para todas las personas.

Alopecia areata

Con un desarrollo impredecible, la alopecia areata se caracteriza por la pérdida del cabello en forma de parches redondos en una o varias zonas del cuero cabelludo, o bien en otras partes del cuerpo. Suele ser frecuente que observemos cabellos con forma de signo de exclamación en los bordes del parche calvo que se desprenden fácilmente. En ocasiones, la alopecia areata puede evolucionar hasta la calvicie total.

Este tipo de alopecia tiene un desarrollo difícilmente predecible. En ocasiones, el cabello vuelve a crecer al cabo de algunas semanas, mientras que en otros la enfermedad progresa y se produce una pérdida total del pelo en el cuero cabelludo y en el cuerpo. La causa de este tipo de alopecia no se conoce con precisión. El tejido que rodea el folículo piloso se inflama sin que a continuación aparezca una cicatrización. Los científicos manejan la hipótesis de que la inflamación se debe a una reacción inmunitaria en la que el folículo piloso es atacado por sus propios anticuerpos.

La alopecia areata puede afectar a hombres, mujeres y niños. En algunas personas, la pérdida del cabello puede ocurrir después de un evento importante, como una enfermedad, el embarazo o un traumatismo. Los factores o causas que están asociados con su desarrollo son: el perfil genético (aproximadamente una de cada cinco personas con esta afección cuenta con antecedentes familiares de alopecia), la hipersensibilidad caracterizada por una tendencia familiar, las reacciones inmunes y autoinmunes específicas de ciertos órganos, y el estrés emocional.

Es frecuente que la alopecia areata comience con síntomas como uno o dos parches de pérdida de cabello, muy frecuentemente en el cuero cabelludo. Pero también puede observarse en la barba, las cejas, y los brazos o las piernas. Se forman pequeñas calvas con forma de moneda pequeña; son lisos, redondos y pueden adquirir un tono melocotón. Tampoco es infrecuente que aparezcan pústulas y sensación de ardor o picazón.

A pesar de todo ello, el pronóstico suele ser bueno y el cabello vuelve a salir al cabo de un año en el 80% de los casos. Ahora bien, es necesario ponerse en manos de profesionales que aconsejen los productos más adecuados. Para tratar la alopecia areata los facultativos suelen recurrir al uso de corticoides (para reducir la hinchazón y el dolor) que se aplican en inyecciones en la piel, por vía oral (pastillas), o aplicados tópicamente, en forma de crema o loción. También ofrece buenos resultados el minoxidil, medicamento que actúa estimulando el crecimiento de nuevos cabellos y retrasando su caída.

Alopecia cicatricial

La alopecia cicatricial es la calvicie que se produce como resultado de la malformación, daño o destrucción de los folículos pilosos. Estos son sustituidos por un tejido cicatricial permanente en el que ya no puede nacer pelo nuevo. Esta alopecia no es muy común, ya que afecta a un bajo porcentaje de personas, se da por igual en hombres y en mujeres, y es más común que se desarrolle en los adultos. Existen diferentes tipos de alopecia cicatricial:

  • Connector.Connector.

    Alopecia cicatricial primaria: Este tipo de alopecia se produce por alteraciones en el desarrollo del folículo piloso, o por alteraciones que son hereditarias.

  • Connector.Connector.

    Alopecia cicatricial primaria adquirida: Existen ciertas dermatosis de origen autoinmune o de causa desconocida que pueden cursar la alopecia cicatricial.

  • Connector.Connector.

    Alopecia cicatricial secundaria: Este tipo de alopecia aparece cuando el folículo piloso se destruye secundariamente en el curso de una infección, proceso tumoral o secundariamente a procesos físicos como radioterapia o quemaduras. También la tiña (dermatofitosis) del cuero cabelludo puede dar lugar a una alopecia cicatricial.

Este tipo de alopecia se puede detectar cuando se localicen zonas de calvicie en el cuero cabelludo, muchas veces acompañadas también por enrojecimiento y descamación. Normalmente, las personas que padecen este tipo de alopecia presentan una caída progresiva del pelo sin motivo alguno. Se puede presentar sensación de ardor o dolor en la zona del cuero cabelludo donde se empieza a perder el pelo.

Lo mejor es poner un tratamiento cuando se noten los primeros síntomas, o se tengan sospechas de padecer la alopecia cicatricial. Dependiendo del tipo de alopecia que se presente, y del grado de avance de ésta, será más recomendable un tratamiento u otro. Por lo general, se puede combatir la alopecia cicatricial con antiinflamatorios, con corticoesteroides o con antibióticos, para que las células dañinas que están destruyendo el folículo piloso dejen de hacerlo. En caso de que ya estén destruidos, lo recomendable es seguir con el tratamiento para que no afecte a los folículos pilosos que estén sanos.

Otros tipos de alopecias

En ocasiones, existen circunstancias como la ingesta de determinados medicamentos, tratamientos farmacológicos, o cambios en nuestra rutina diaria, que tienen como consecuencia la pérdida del cabello. Aunque algunas de ellas se pueden englobar en los tipos ya mencionados, existen otras alopecias que no responden al patrón concreto de ninguna de ellas. Entre las más conocidas se encuentra la alopecia traumática, causada por traumatismos físicos. Vienen provocadas por someter al cabello a tracciones repetidas o peinados tensos como trenzas o moños, entre otros. Puede haber varias causas, como la presión, que provoca que los bebés tras el contacto continuado del cuero cabelludo con la almohada, pierdan pelo.

Por su parte, la foliculitis decalvante, también conocida como foliculitis en mechones, es una inflamación destructiva y supurativa que se caracteriza por laaparición de brotes de pústulas que se extienden progresivamente de un cabello a otro a lo largo del cuero cabelludo. Los brotes de estas pústulas destruyen los folículos afectados y es lo que provoca esta dolencia como otras alopecias. Aunque no se conoce su causa, se ha confirmado la influencia de la bacteria Staphylococcus aureus y su producción de superantígenos en personas que genéticamente muestran su predisposición. Para tratarlo, se emplean antibióticos, antiinflamatorios y moduladores de la inmunidad como los glucocorticoides.

También puedes encontrarte ante una foliculitis disecante. Se trata de un proceso supurativo crónico del cuero cabelludo de causa desconocida, que se manifiesta con nódulos profundos inflamatorios que se localizan en la zona occipital o de la nuca. Suele ser frecuente en varones afroamericanos de 18 a 40 años. Los varones de raza blanca también pueden ser afectados. Aunque suele ser complicada de tratar, responde con lentitud a la isotretinoína, los antibióticos y los glucocorticoides. Con la ayuda de cirugía se pueden eliminar las cicatrices.

Tratamientos para evitar caída del pelo

La pérdida del cabello es una cuestión estética que preocupa mucho a los hombres. ¿Quién no se mosquea cuando ve que se quedan más pelos de la cuenta en el cepillo, en la almohada o en la ducha? Lo primero es no alarmarse. Que se caiga el pelo es normal, lo preocupante es que no se regenere. El problema se plantea cuando hay una desproporción entre el cabello que cae y el que nace, o cuando el cabello nuevo no tiene la misma calidad que el que ha caído. Por ello, te dejamos los tratamientos que mejores resultados están ofreciendo para tratar la caída del pelo o alopecia. Para ello, nos hemos ayudado la página web del Instituto del Pelo.

Trasplante capilar

Una buena opción para recuperar el cabello que está muy de moda es el trasplante capilar. Políticos como Silvio Berlusconi o José Bono y presentadores como Hilario Pino lo han popularizado. La técnica consiste en extraer pelo de la parte trasera de la cabeza e injertarlo en las zonas donde escasea. Pero no todo el mundo es buen candidato para esta técnica. Se necesita que haya suficiente pelo en la zona dadora para cubrir el área que interesa. Si se espera demasiado y la alopecia es muy agresiva no le vamos a poder trasplantar. Además, hay que ser paciente porque el cabello tarda en salir de ocho meses a un año.

Actualmente, existen dos técnicas de trasplante capilar: la tira y el FUE. En la primera, se extrae de la parte trasera de la cabeza una tira de piel que incluye el pelo con una amplitud aproximada de 1 a 1,5 cms, y se cierra la zona de extracción mediante una sutura que dejará una cicatriz casi inapreciable. En el caso del FUE, se rasura la zona donde se va a coger el cabello, y de ahí se extraen las unidades foliculares de una en una. Es ideal para gente que lleva el cabello rapado, pero si no es tu caso, la tira es una técnica más rápida, eficaz y menos torturante. En ambos casos el pelo trasplantado vivirá tantos años como lo hubiera hecho en su zona de origen. Lo ideal es seguir un tratamiento médico de apoyo para que el paciente no siga perdiendo pelo.

PRP o tratamiento con plasma rico en plaquetas

El PRP capilar consiste en la introducción de plasma con factores de crecimiento que liberan las plaquetas del propio paciente mediante microinyecciones en el cuero cabelludo de forma prácticamente indolora. Su aplicación estimula la formación de colágeno y aumenta la vascularización a nivel del folículo piloso por lo que está indicada para frenar la caída del cabello y potenciar la regeneración en pacientes con pérdida moderada de pelo.

Minoxidil

El minoxidil es un medicamento que se usa para estimular el crecimiento del cabello y frenar la caída del pelo. En un principio el Minoxidil era una medicina que se administraba vía oral para el tratamiento de la hipertensión arterial (HTA) debido a su efecto vasodilatador. En algunos de los pacientes tratados se observó como efecto indeseado la aparición de vello, por lo que se pasó a la fórmula magistral enriquecida en forma de solución hidroalcohólica para la aplicación tópica en casos de alopecia. Fue aprobado en 1988 por la F.D.A. (Food and Drug Administration- Departamento de Alimentos y Fármacos de EEUU) para el tratamiento de la alopecia androgenética (calvicie común).

Este fármaco tópico, se puede encontrar en varias presentaciones al igual que con distintos nombres comerciales, y con concentraciones que oscilan entre el 2% y el 5%. Entre los más habituales podemos destacar: Laconvin 2% y 5% en loción, Minoxidil Viñas 5% en loción, Dinaxil 2% en loción, Aloxidil 5% en loción y Rogaine 5% en espuma. Además de las presentaciones comerciales, también se puede prescribir el tratamiento como una formulación magistral, ya sea en forma de solución hidroalcohólica o en espuma, y con una concentración del 2%, 3%, 4% y 5%.

La mayoría de personas prefieren aplicarlo por la noche ya que así su acción se desarrolla mientras el paciente duerme y al día siguiente puede lavarse el cabello antes de reiniciar la vida cotidiana. Para facilitar la penetración, se aconseja aplicarlo con un suave masaje en el cuero cabelludo. Se obtiene un efecto vasodilatador a nivel de la papila que contiene capilares arteriales y venosos en la base del folículo piloso, con lo que se estimula la microcirculación capilar con el consiguiente aumento de la irrigación sanguínea.

Su acción, al igual que el Finasteride, es mayor a nivel de zona superior de la cabeza y coronilla y menos eficaz en zona de primera línea frontal y entradas. Los efectos secundarios que se describen son poco frecuentes, y abarcan desde reacciones locales en casos de hipersensibilidad al Minoxidil o en pieles atópicas, hasta cefaleas o mareos en casos muy puntuales. Su uso está contraindicado en pacientes con problemas cardíacos o en tratamiento antihipertensivo.

Finasteride

El Finasteride es uno de los tratamientos farmacológicos más conocidos para frenar la caída del cabello. Se trata de un fármaco antiandrogénico derivado no hormonal de los esteroides. Nació inicialmente como medicamento para enfermedades de la próstata. Como fármaco antiandrogénico reduce o inhibe los efectos de las hormonas sexuales masculinas. La testosterona está directamente relacionada con la actividad de los folículos pilosos. En las personas genéticamente predispuestas a sufrir alopecia, los folículos se van reduciendo de tamaño debido a la acción de la testosterona. Con esta miniaturización del folículo, el pelo se va haciendo fino, corto, hasta que finalmente desaparece.

El Finasteride actua como inhibidor de la enzima 5-alfa-reductasa tipo II. Esta enzima resulta que es la encargada de transformar la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). La DHT es la enzima responsable del pelo terminal, así como del acné o del crecimiento de la próstata.  En los individuos con alopecia androgenética, la DHT actúa a nivel del folículo piloso acelerando su fase de crecimiento con lo que el pelo se va afinando por este recambio acelerado (proceso de miniaturización) y agota prematuramente sus ciclos vitales, con lo que aparece progresivamente la alopecia.

El Finasteride está aprobado por la FDA (Food and Drug Administration de EEUU) para la alopecia androgenética masculina a dosis de 1 mgr. ,es decir, 5 veces inferior que la prescrita para la HBP (Hipertrofia Prostática Benigna). El tratamiento con Finasteride, se puede encontrar bajo varios nombres comerciales, siendo los más recomendados por los profesionales: Propecia, Alocare, Finasteride genérico o Proscar. Aunque estos nombres comerciales son los más habituales en nuestro país, podemos encontrar otros nombres comerciales como Folcres, Renacidin, Aldropel, Capiflor, Tricofarma, Pelicrap o Sutrico, en internet o en otros países.

Los efectos se empiezan a notar entre los 6 y 12 meses de tratamiento aunque algunos pacientes empiezan a describir un efecto positivo a partir de los 3 meses. Su combinación con el uso de Minoxidil tópico suele aumentar la efectividad en el tratamiento de la alopecia androgenética masculina. Precisamente al igual que el Minoxidil, el Finasteride es un tratamiento médico de mantenimiento a largo plazo y los efectos beneficiosos conseguidos se van perdiendo en el transcurso de 12 meses al dejar la medicación. Como norma general y para evitar automedicarse, recomendamos recurras al Finasteride una vez te haya visto un especialista y te haya diagnosticado.

Los efectos secundarios más frecuentes son sobretodo a nivel de la esfera sexual (impotencia, disminución de la líbido, eyaculación anormal …) aunque en algunos casos también se ha descrito dolor testicular, ginecomastia, hinchazón en manos y pies, mareos. Generalmente estas alteraciones suelen ser reversibles al dejar el medicamento aunque en algunos pacientes pueden continuar después de dejarlo.

Masaje con aceite esencial

Los masajes con un aceite esencial para el cabello son muy adecuados para combatir la alopecia, ya que incrementan el flujo sanguíneo a los folículos pilosos y fortalecen las raíces. Entre los aceites que se pueden utilizar con este fin encontramos el aceite de coco, de almendras, de oliva, de ricino y de romero. Una buena opción es preparar una mezcla de alguno de los aceites esenciales con aceite de romero. Este último acelera los resultados y le aporta importantes beneficios al pelo. Aplica un poco de aceite por todo el cuero cabelludo y masajea, aplicando una ligera presión con los dedos. Debes realizar este tratamiento una o dos veces por semana.

Vasijeterapia

Es un método indoloro e inocuo que permite mediante un aparato aplicar distintos productos específicos en la epidermis del cuero cabelludo (Jet Terapia) mientras produce un vacío en él (Vacuo Terapia) y lo masajea (Sismo Terapia). Con ello se consigue una mejor penetración de los principios activos con el fin de obtener una mayor eficacia del tratamiento diseñado para cada paciente.

Láser para el tratamiento de la caída del pelo

Los estudios sobre los efectos de la fototerapia con láser han demostrado un aumento del metabolismo celular y del flujo sanguíneo en la raíz del cabello, lo que transforma un folículo debilitado en uno más sano, impidiendo la caída excesiva del cabello y estimulando su fase de crecimiento.

Cosmética capilar

Cumple la función tanto de proteger y conservar el cabello sano como de corregir las posibles alteraciones del cuero cabelludo que puedan aparecer. En el Instituto del Pelo Vila-Rovira hemos desarrollado una innovadora línea de productos para el tratamiento capilar a partir de cuidadosas formulaciones que incorporan los últimos avances en este campo.

Carboxiterapia capilar

La carboxiterapia capilar estimula la circulación del cuero cabelludo para incrementar elcrecimiento del cabello. Mediante infiltraciones subcutáneas de dióxido de carbono se estimula la regeneración del cabello pudiendo apreciar los resultados de manera rápida y eficaz. Este tratamiento provoca un efecto vasodilatador y un incremento de la oxigenación del tejido. Puedes leer más aquí sobre nuestro tratamiento de carboxiterapia capilar.

¡Novedad! La moda del trasplante capilar en Turquía

Con ciento de clínicas (se estima que más de 400), Turquía es la meca europea del trasplante capilar. Cientos de miles de personas hacen todos los años el viaje para hacerse un tratamiento capilar. ¿La razón? El precio (es mucho más barato que en muchos países). Los complejos por estar calvo son más habituales de lo que parece y, por ello, un tratamiento asequible hace que aumente la esperanza de mucho gente de tener pelo otra vez.

En España, el injerto de 2.600 folículos puede llegar a costar más de 12.000€. Como este presupuesto no está al alcance de cualquiera, son muchos los que están optando por la opción de Turquía donde, por 3.000€ tienes el todo incluido: hotel, traslados y operación.

En Turquía no vas a una clínica, vas a un hospital. Los responsables del centro te recogen en el aeropuerto y te llevan a un hotel hasta el día de la intervención y siempre va un traductor contigo.

En Turquía los camareros no se van a sorprender por ver a hombres con la cabeza vendada, ya que con sus más de 400 clínicas especializadas en injertos capilares, es el país predilecto para la peregrinación de muchas personas que sufren de alopecia y que llegan allí con el sueño de dejar atrás esta afección (gracias a los bajos precios de sus trasplantes capilares).

La alopecia está muy extendida, revisa tu caso cuanto antes

La merma o falta de cabello es una de las inquietudes estéticas del hombre, en especial cuando se presenta en forma prematura. Se trata de un motivo frecuente de consulta médica, por lo que no dudes en acudir a un especialista si ves que empiezas a notar menos pelo en la cabeza y más en el cepillo. Las causas de la caída del cabello o alopecía son multifactoriales y es importante un diagnóstico correcto para conseguir buenos resultados terapéuticos.

¿Tu cepillo tiene más pelos que de costumbre? Comprueba que no sufres de alopecia con esta guía Haga clic para Tweet

¿Qué te ha parecido nuestra guía de la alopecia masculina? ¿Te ha ayudado a entender mejor tu caso? Como habrás comprobado es muy importante que la detectes con tiempo y abordes un tratamiento para evitar la caída del pelo. Si te has quedado con alguna duda o quieres contarnos tu experiencia, deja un comentario. También te animamos a compartir este contenido con tus amigos y familiares.


¿Te ha gustado el contenido? Valóralo

 

También te puede interesar


cosmetica para hombres

Cosmética para hombres

Entre el uso a hurtadillas del término metrosexual en los años 90, a la popularidad del lumbersexual de 2015 han pasado sólo veinte años y, sin embargo, la cosmética y el cuidado del hombre han sufrido un cambio enorme.

¿Qué busca un hombre cuando se enfrenta a un catálogo de cuidado facial y corporal? Productos etiquetados “sólo para hombres, que sean cómodos y de aplicación rápida. Te lo contamos todo en esta guía.


Ir a la guía

Además, esto ha sido lo más popular

Detalles sobre el autor

Mens&Beauty

Somos un equipo de personas interesadas en el mundo de la belleza, la moda, el lifestyle, las relaciones y la pareja, el fitness, la tecnología y la gastronomía para el hombre. Desde nuestro conocimiento y experiencia queremos traerte consejos, trucos y guías, además de productos y servicios relacionados con este campo, para que tu mismo puedas aplicarlos tanto en tu vida personal como profesional y que estés mejor por dentro y por fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *